Educar sin sentirte culpable

Educar y ser padres no es un camino de rosas ni mucho menos, es un camino difícil pero gratificante. Ser padre o madre es el mejor trabajo del mundo y el que realmente te hará sentir bien cada día. Pero para sentirte bien no puede sentir que educar y culpa tengan que ir cogidos de la mano, ¡ni mucho menos!

Educar a un hijo significa enseñarle el camino correcto, que aprende de ti qué es lo que se debe hacer, que le puedas decir cada día qué es lo que esperas de él y sobre todo, tendrás que dejarle margen para que sienta que él también toma sus propias decisiones y que es capaz de hacer lo correcto por sí mismo y gracias a tus indicaciones.

nena bonita

Debes recordar que los niños necesitan límites y normas para poder sentirse seguros y cómodos en el hogar. Pero esas normas deberán ser flexibles en algunos momentos ya que la rigidez nunca es una buena herramienta para la educación. También resulta imprescindible que aprendas a ser coherente en tus actos y que si establecer unas normas con unas consecuencias acordadas por los dos, éstas se deberán cumplir o tu hijo sentirá que no importa lo que haga ya que no tendrá repercusión.

Para poder educar sin que te sientas culpable también es muy importante que tu hijo sienta confianza en ti, que sepa que puede contar contigo para poder explicarte lo que sea necesario y que en lugar de recibir gritos, castigos o reproches podrá recibir comprensión, apoyo y una actitud lógica por tu parte en cuanto a su comportamiento.

valores nenes

También es necesario que comprendas y conozcas las limitaciones de tu hijo. Es posible que a tu pequeño le guste abrir la puerta y salir corriendo, pero no es negociable que lo haga porque es peligroso. Pero debes entender que esta norma tendrá que ser muy clara para que la entienda bien, pero recuerda que aunque entienda la normal él no entenderá por qué caminar fuera de la puerta puede ser peligroso para él, ya que esto para los niños pequeños puede resultar una información demasiada abstracta.

valores nenes nena

Cuando conozcas la capacidad de entendimiento de tu hijo, es probable que puedas educarle de forma más comprensiva y sin necesidad de sentirte culpable.

En ocasiones también resulta beneficioso que tus hijos aprendan con la experiencia (siempre que sea algún aprendizaje que no les ponga en peligro). Y recuerda, la flexibilidad en la educación y el conocer a tu hijo con una buena comunicación y asertividad, serán las mejores estrategias sin sentimientos de culpa.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.