Efectos nocivos del exceso de la colonia en bebés

Una directiva europea desde el año 2005 obliga a indicar qué tipo de sustancias componen el producto, que hasta el momento se escondían tras el término de colonia o “perfume”.

Los bebés son altamente sensibles y vulnerables ya que su piel y sus órganos son todavía muy inmaduros y por lo tanto más propensos a sufrir reacciones alérgicas o dermatitis.

La colonia en el recién nacido

Es fundamental no aplicar colonia durante los primeros días ya que el bebé tiene un sentido del olfato que necesita conocer el olor de su madre o de la leche materna al acercarse al pecho, pero no el de una serie de compuestos químicos mezclados en un laboratorio. colonia para bebés

Es fundamental no aplicar la colonica en la cabeza, porque es muy sensible ni en la piel, como mucho en la ropa.

Mientras menos sustancias químicas apliquemos en la piel de nuestros bebés, más sanos estarán.

Un estudio de la Organización de Consumidores (OCU) revela que sólo 3 de las 11 que analizaron estaban libres de alcohol y alérgenos. La lista de alérgenos de la Unión Europea incluye nada más y nada menos que 26 fragancias, entre las que destacan citral, limonene, linalool, geraniol o conservantes como los parabenos, los phtalatos, el phenoexyethanol o el alcohol denat.

Marcas de colonias para bebés conocidas y usadas por nosotros, incumplen y no son totalmente seguras para los delicados bebés.

El vacío legal que existe en el mercado de la cosmética infantil hace que podamos encontrar en las estanterías de los establecimientos colonias con alérgenos que pueden irritar la piel y las mucosas, provocando alergias que podrían causar incluso complicaciones respiratorias.

De pequeña tenía crisis asmáticas por mi alergia a los ácaros. Aún recuerdo las numerosas crisis en las que teníamos que acudir al hospital para que me administraran salbutamol (ventolín) o incluso la mascarilla de oxígeno directamente.

También recuerdo perfectamente las pautas a seguir según los pediatras: colchón de espuma, cortinas fáciles de lavar, nada de peluches (lo que me causó un pequeño trauma), NADA DE COLONIAS ni AMBIENTADORES o DESODORANTES que puedan irritar el tracto respiratorio, nada de animales, nada de alfombras…y ventilar la casa cada día.

¿Tan necesaria es la colonia para que la tengan que aplicar en el hospital o en la escuela?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Compras y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.