Autodescubrimiento en los bebés

El autodescubrimiento en el bebé: empezando a llamar la atención con sus avances.

Ya hablé hace tiempo del primer síntoma del auto-reconocimiento del bebé, cuando se ven en un espejo.

Es algo que les sigue llamando la atención sin importar las veces que les acerques (es hasta un buen truco para hacer que dejen de fijar su atención en algo que les quieres evitar y no sufrir el llanto inevitable que viene cuando les quitas algo sin darles nada a cambio).

decubriendo el autodescubrimiento

Pero no es el único signo que nos dice que ellos aprenden a reconocerse. Y no sólo se reconocen en las imágenes que de ellos mismos puedan ver. También lo hacen en gestos, en acciones.

Os pondré algunos ejemplos de autodescubrimiento que nos han pasado recientemente con nuestro hijo de nueve meses y medio.

Jugando con él estos días, yo le cogía las piezas de un juego que le gusta mucho y hacía autodescubrimiento y protagonismocon ellas una torre. Apenas me daba tiempo a poner un cierto número de fichas cuando venía gateando y, de un manotazo, tiraba al suelo la torre para regalarme una risa de pícaro cuando yo hacía el teatro correspondiente diciéndole que cómo era posible que me hubiese tirado OTRA VEZ la torre.

El hecho de que lo haga una y otra vez y que SIEMPRE esboce esa sonrisa de travieso, me dice claramente que, primero, no es una casualidad y, segundo, sabe que una acción suya es un juego divertido y lo repite de manera automática.

Otro ejemplo de autodescubrimiento muy similar es no sólo cuando aprenden a aplaudir (mi peque ya lo hace desde hace algún mes) sino que reconocen que el aplauso se relaciona con algo bueno que ellos han hecho y lo acompañan de la correspondiente sonrisa/risa junto con la búsqueda del reconocimiento de su “público”.

Es la mar de gracioso verles cómo se tiran un rato largo aplaudiendo, con sus manitas al aire, con la boca abierta en una risa permanente y mirando alternativamente a cada uno de los adultos que tienen alrededor, para asegurarse que ninguno se pierde su “hazaña”.

La verdad es que a veces asusta lo rápido que aprenden, lo rápido que crecen…

Sobre otro tipo de autodescubrimiento que ya hablaré en otro post. Y no será tarde: ya le veo tirarse de su “cosita” de vez en cuando…

autodescubrimiento bebé 8 meses

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.