El cambio de pañal para una mamá principiante

el cambio de pañal Recuerdo cuando nació mi hijo que mi marido tenía pavor del cambio de pañal… ¡le parecía lo más difícil y complicado del mundo! Yo me reía… pero cuando estaba embarazada también me parecía lo más algo realmente difícil, la única diferencia que cuando mi bebé al mundo, la cosa cambió y me salió casi natural.

Digo “casi” porque las primeras veces siempre se me olvidaba coger algo básico como las toallitas o la crema de pañal.

Que ahora me río, porque después de las primeras semanas, el cambio de pañal sale ya casi automático.

Pero si eres una mamá principiante y aunque no lo digas lo llevas por dentro y piensas que te resultará complicado cambiar un pañal, no te preocupes, será nuestro secreto. A continuación te voy a dar algunas pautas sencillas pero muy importantes para cuando cambies el pañal a tu bebé.

culito bebe, el cambio de pañal

El ambiente

Intenta que el ambiente no sea muy frío y que la temperatura sea agradable ya que si tu bebé pasa frío mientras le cambias llorará mucho y es probable que no sepas por qué y te pongas nerviosa. Así que ya sabes, la temperatura que sea ideal.

Ten todo a mano

Antes de quitarle el pañal a tu bebé deja todo preparado para que lo puedas hacer rápido y así acabar antes. Ten siempre en el cambiador (o en su defecto en la cama o sofá) una toalla para poner a tu bebé encima, el pañal, las toallitas para su culito y la crema protectora del pañal para evitar que se le ponga irritado.

Personalmente, las cremas de pasta al agua son muy buenas, y evita comprar aquellas que sean demasiado baratas porque al final te arrepentirás. Eso sí, yo siempre tenía dos cremas la de diario y otra de mejor calidad por si se le irritaba el culito a mi bebé para que se le curase antes.

el cambio de pañalesEl cambio de pañal

Para cambiar el pañal a tu bebé no es necesario que le desnudes del todo, únicamente déjale el culito al aire y retira con cuidado el pañal sucio. El pañal en sí es muy intuitivo (los dibujitos siempre van delante). La parte de las pegatinas siempre se ponen en la parte de la espalda y después con la parte de adelante únicamente tendrás que ajustarlo a la cintura de tu bebé con uno o dos centímetros de anchura para que no le apriete demasiado.

Nunca le dejes solo

Debes recordar que nunca tendrás que dejar solo a tu bebé en el cambiador porque puede caerse, por eso resulta tan importante tener todo bien preparado antes. Y mira de cambiar a tu bebé cada dos o tres horas aproximadamente, nunca le dejes mucho tiempo con el pañal mojado o sucio porque se le podría irritar su delicado culito.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google + Gracias :-)  

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.