El chocolate y los niños, ¿qué beneficios puede aportarles?

Tanto mayores como pequeños no se resisten al chocolate pero, en el caso de los más pequeños, controlar que no se atiborren de chocolatinas es más complicado, ellos sólo se dejan llevar por el impulso que tienen hacia ese rico manjar. De este modo, y aunque siempre debe hacerse dentro de unos parámetros, el chocolate puede aportar a tu pequeño ciertos beneficios.

 child eating chocolate

Así, este rico alimento posee nutrientes tan importantes para el organismo como el calcio, el fosfato, proteínas, así como sustancias naturales, entre las que se pueden destacar los flavonoides, que contienen importantes propiedades antioxidantes de cara a evitar enfermedades de tipo cardiovascular. Además, y así lo reconocen los propios especialistas, es una fuente de energía que hará que tu pequeño recargue las pilas cuando lo coma.

Sin embargo, es fundamental que controles las cantidades de chocolate que chocolatetoman, ya que, lo adecuado para pequeños cuya edad ronde de uno a cinco años es de aproximadamente unos cincuenta gramos al día. Para ello y para evitar que tome demasiado chocolate es importante que establezcas unos momentos del día en los que el pequeño podrá tomar ese rico alimento, ya que, tanto si lo come a media mañana, por ejemplo, sobre las 11 aproximadamente o en la hora de la merienda le aportará esa energía que necesita para todo el día.

Asimismo, si se acostumbra a que sólo se come chocolate en ese horario, sabrá aguantar sus ganas hasta ese momento.

Aun así, aunque algún día puedas darle algún pedacito al acabar la cena o en situaciones especiales, hazle entender que no puede comer más. De hecho, una ingesta excesiva de chocolate puede acabar provocándole una intoxicación e incluso diarreas o vómitos. Por supuesto también afectará a su salud bucodental.

Por otro lado, si tu hijo tiene sobrepeso, es diabético e incluso en el caso de que chocolate
sea alérgico a alguno de los componentes del chocolate, será importante que se valore la ingesta de chocolate. Y lo más adecuado será que lo haga su pediatra, ya que, cada caso es diferente y, mientras que en unos, será mejor que abandonen este alimento por completo, en otros no habrá que prohibirlo sino poner unos límites más estrictos. Por ejemplo, en el caso de los pequeños con diabetes deberán comer mejor chocolate puro, por su menor contenido en grasa y azucares, aunque también dentro de unos límites.En el caso de que el problema sea que es intolerante a la lactosa, también habrá que optar por los chocolates que no contienen leche. Es cierto que a veces puede resultar complicado, pero es una alternativa.

eating chocolate

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.