El Desarrollo Cerebral de mi Bebé

¿De que depende? ¿Podemos favorecerlo?

Es muy importante saber que los humanos somos los mamíferos que más inmaduros nacemos a nivel cerebral y físico. Somos dependientes de nuestros padres 100%, y vamos madurando poco a poco durante la infancia hasta obtener una adultez que nos permita ser totalmente independientes. Esta maduración tanto física como psicológica, psicomotora y social, se puede producir más rápidamente o menos dependiendo de muchos factores. Algunos de ellos se deben a síndromes o trastornos, como pueden ser los retrasos, las parálisis cerebrales, algunos tipos de autismos, etc, otros se deben a factores ambientales y del entorno, y otros son debido a la baja estimulación y circunstancias de abandono.

A pesar de las múltiples situaciones que puedan rodear a un bebé durante su etapa de crecimiento y maduración cerebral y psicomotora, es muy importante que los padres estén al día de la estimulación de los sentidos del bebé, de cuáles son los cambios que se van a ir produciendo, y cuándo hay una situación que se sale de la normalidad, ya que hay muchas circunstancias en que llevar a tiempo al pedagogo, psicólogo, logopeda, u otro especialista necesario, puede solucionar el problema o favorecer que el niño tenga una mejor evolución.

El desarrollo psicomotor del bebé además puede verse alterado por problemas durante el embarazo, parto (parto prematuro, sufrimiento del feto durante el parto) infecciones producidas antes o después del nacimiento, o problemas con el tiroides.

A pesar de que cada niño tiene su propio tiempo para aprender a hacer las cosas, y a potenciar sus sentidos, siempre se cumplen ciertas dinámicas en todos ellos. Por ejemplo, siempre aprenden antes a sentarse que a andar, a agarrar las cosas con una mano antes de aprender a pasárselas a la otra, se ponen de pie antes de aprender a andar…etc.

bebe-desarrollo-psicomotor

Es importante además que sepáis:

-   Que en el primer año de vida es la clave para valorar el desarrollo psicomotor, que van a coincidir con el inicio de logros motores significativos: 3-4 meses (sostén cefálico), 6-7 meses (sedestación y/o gateo), 9 meses (bipedestación) y 1 año (inicio de la marcha liberada).

-    La edad clave para los padres es el año de edad.

-    El progreso psicomotor del niño es un continuo, pero cuando el niño adquiere una nueva función, después necesita un tiempo para consolidarla. Tras ello estará preparado para el inicio de la adquisición siguiente.aprender-a-andar

-     El lenguaje verbal tiene un amplio margen de desarrollo, pero alarma mucho a los padres un niño que no muestra un lenguaje algo fluido a los 2 años.

En los siguientes post vamos a dar unos pequeños datos sobre qué cosas aprenden y cómo poder estimularlos según los meses de vida que tengan los bebés.

avatar
Esta entrada fue publicada en Bebés. Guarda el enlace permanente.