El destete : como hacerlo de la mejor manera posible

El destete, al igual que el inicio de la lactancia materna, no es tarea fácil.

el destete del bebé

Las causas del destete pueden ser muchas y cada madre y bebé son un mundo porque cada persona tiene necesidades distintas y puede que no sean las mismas en la misma etapa.

En el caso del destete las prisas no son buenas consejeras. La decisión de dejar de darle el pecho a tu bebé tiene que ser tomada desde la calma y escuchándote a tí misma, porque si haces caso a consejos y recomendaciones, a la larga, puede que te arrepientas.

el destete del bebé Si la madre ha optado por un destete a pesar de que el bebé no esté de acuerdo al 100%, lo mejor es hacerlo de forma gradual ya que además de daño emocional en el peque, el destete brusco puede provocar molestias en la madre como inflamación o incluso mastitis porque el pecho está preparado para que el bebé succione un determinado volumen de leche como ha ocurrido hasta el momento.

Entre las sugerencias que nos proponen desde la página Web de Alba Lactancia destacan:

  • Usar el lema de “no ofrecer, no rechazar”.

Muchas veces somos las mamis las que por conveniencia (ya sea para dormirlo con más facilidad o porque nos ha dado la hora de la merienda y no llevamos nada encima) ofrecemos el pecho. Bajo este lema debemos dar el pecho sólo cuando el bebé lo requiera, lo que hará que las tomas que le hemos ido ofreciendo por nuestra parte desaparezcan reduciendo las veces que éste succiona y reduciendo así la producción de leche materna.

  • Distracción

destete pautas

Las madres que llevamos, como en mi caso, amamantando un cierto tiempo (22 meses), ya tenemos una idea de cuando nos van a pedir “tetaaaaaa”, así que podemos en cierta manera adelantarnos a ese llamamiento buscando algún entretenimiento que capte su atención y le haga olvidar el momento “tetaaa”.

  • Sustitución

Esta sugerencia trata sobre ofrecer comida o bebida al niño para evitar que pida el pecho por hambre. Esta recomendación puede ser contraprudecente porque por ejemplo con mi hija mayor a la que desteté a los 11 meses con la esperanza de que durmiera mejor (y no fue así), lo único que conseguí ofreciéndole un biberón es que lo tomara como sustituto de la toma de leche materna, con lo cual me pedía un biberón cada 3h por la noche…

  • Aplazamiento

Si el niño o la niña es mayor se puede negociar una espera.

En cualquier caso, sabed que la OMS recomienda la lactancia materna como mínimo hasta los 2 años así que si tenéis en mente destetar, sobretodo que sea por una decisión absolutamente propia.

 
Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Lactancia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.