El embarazo: semanas 23 a 24

Esto avanza.

Vamos a completar el sexto mes de embarazo, tan sólo han pasado dos semanas, los cambios son considerables saltan a la vista.

pregnancy-spring

Desde luego, saltan a la vista en el caso de la madre, cuyo abdomen ya ha adquirido un volumen considerable y uno se da cuenta de la flexibilidad de la piel que ha permitido tal expansión en tan poco tiempo. Desde luego, ¡la Naturaleza es maravillosa!

Aunque estar tan estupenda (porque las madres a las que se les nota la tripita están estupendas, ya habla la tradición de lo guapas que están las embarazadas) tiene sus contras. Se acentúan los dolores de espalda (que ocupan el lugar de los dolores de cabeza más típicos del primer trimestre) y caminar empieza a ser dificultoso (vosotros, hombres, imaginaos todo el día con una “alforja” en vuestro abdomen como el que llevan ellas), dormir puede comenzar a resultar una odisea y como el útero está creciendo tanto que acapara casi toda la sangre que bombea el corazón, es muy posible que falte riego en las piernas y que se produzcan problemas de sangrado en las encías. Es la gingivitis del embarazo, es normal, pero es un buen momento para acudir al dentista.

pregnancy spring

En lo que respecta al “pequeño monstruo” ya casi mide los treinta centímetros (de cabeza a pies) y pesa entre medio kilo y seiscientos gramos.

Sigue pareciendo como esos perrillos con tanta piel porque, aunque se le irá alisando, los bebés tienen la piel muy, muy arrugada. En estas semanas del embarazo, se va fijando en ella el pigmento que le dará su tono propio.

Por otro lado, sus órganos internos van alcanzando un nivel de desarrollo considerable, destacando en esta etapa los pulmones y el desarrollo de las capas subcutáneas de piel que darán lugar a las huellas definitivas.

El bebé ya comienza a detectar sabores y olores a través del líquido amniótico y su oído interno funciona hasta tal punto de poder controlar el equilibrio. No le viene mal, teniendo en cuenta que sigue con espacio para moverse, ¡¡¡y ahora lo hacen y mucho!!!

Es un momento en el que exploran todo lo que les rodea y hacen uso de todos sus sentidos, salvo el de la vista, que aún no está en su plenitud.

Tanto demanda el bebé, que la anemia en la embarazada es normal en estas semanas.

También es el momento de hacerse la prueba de la glucosa o Test de O’Sullivan, para detectar la existencia o no de la diabetes del embarazo.

No sé si sabréis que un bebé que naciera en la semana 24, con los cuidados intensivos apropiados, ya podría sobrevivir.

pregnancy development

Tenéis a vuestro angelito a la vuelta de la esquina… 

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.