El embarazo : semanas 31 y 32 de gestación

Estamos a las puertas del octavo mes de el embarazo. En realidad, tras la semana treinta y dos se cumple el octavo mes lunar. Digo esto porque un embarazo son diez meses lunares (veintiocho días cada mes lunar).

el embarazo semana 31

Vuestro bebé ya es toda una personita, con sus pulmones funcionando casi a la perfección (sólo a la espera de tener aire que respirar), su sistema digestivo muy evolucionado ya, sus capacidades sensoriales desarrolladas casi por completo (no perdáis la ocasión de hablarle, de ponerle música, de hacerle sentir las sensaciones del mundo exterior que le espera; todas las percibirá).

Ya elimina casi medio litro de orina al día que, como es lógico, va a parar al líquido amniótico. De hecho, en esta etapa el médico podrá vigilar, como un indicativo importante de la evolución del embarazo, si la cantidad del líquido amniótico es la correcta a estas alturas de la película.El embarazo semana 32 El tamaño del niño también aumenta, pasando los cuarenta y cinco centímetros y pesando entre kilo y medio y dos kilos al final de la trigésimo segunda semana de gestación.

Las mamás, aparte de tener más problemas para respirar (el bebé ya buscando su sitio y para conseguirlo “aprisiona” los órganos de la mamá, incluidos los pulmones) y para descansar, pueden sentir ya contracciones (que si no tienen una frecuencia de cinco a la hora o más no son para ir corriendo a urgencias), pueden tener pérdidas de orina con cualquier movimiento habitual como una risa o un estornudo (de nuevo, para evitar esto lo más posible los ejercicios de reforzamiento del suelo pélvico son fundamentales) y también pueden generar algo de calostro, como preparación a la inminente capacidad de producción de leche.

el embarazo durante este periodo

Como es lógico, en estas semanas la escasa movilidad que ya tiene el pequeño debido a su tamaño puede producir situaciones incómodas de presión, pesadez, etc. Los expertos consideran que en esta semana treinta y dos hay dos cosas que están casi como cuando nazca: las uñas y el cerebro. Las uñas le llegan a la punta de los dedos. Conviene que os acostumbréis a cortárselas desde que nacen porque son las principales armas con las que se lastiman ellos mismos. Sin querer, pero lo hacen. ¡Y crecen a una velocidad increíble! Como todo en ellos, la efervescencia de la vida recién estrenada se nota a ojos vista. Si no, fijaos en lo que le duran las heridas. ¡Parecen Lobezno, de los X-Men!

bebe dentro de vientre durante embarazo

En cuanto al cerebro, dicen que en esta semana de el embarazo pueden comenzar a construir sus primeros recuerdos… No sé si fascina tanto como asusta, ¿no creéis?

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.