El Insomnio

¿Qué es?

insomnio childSleepingCuando utilizamos la palabra insomnio nos referimos a la dificultad del pequeño para conseguir quedarse o para mantenerse dormido. O cuando el sueño no es reparador durante al menos un mes.

Es importante diferenciar el insomnio de cualquier otro tipo de dificultad, ya que a menudo utilizamos este término para referirnos a una mala noche, y sin embargo, en ese caso no estaríamos utilizando adecuadamente este término dado que va mas allá de una mala noche. A menudo, los niños tienen dificultades para conciliar el sueño por causas médicas como pueden ser cólicos, reflujo… Por lo que se hace fundamental descartar este tipo de problemas.

En el caso de que tras descartar otro tipo de problemas, encontremos que se trata de insomnio, en los niños el insomnio suele producirse debido a dos causas:

Debido a malos hábitoses común que dicho motivo sea el causante del insomnio en los niños de entré 6 meses y 5 años. En este caso, el problema se produce por una deficiente adquisición del hábito del sueño, que suele derivar en problemas tanto para iniciar el sueño como para mantenerlo, dado que suelen presentar continuos despertares durante la noche. Ante estos despertares, los pequeños suelen requerir la ayuda de los padres para conseguir quedarse dormidos de nuevo. En ocasiones, ha ocurrido que los padres, Boy with TV Remote no 3ante este tipo de dificultades prueban multitud de estrategias para conseguir dormirles: llevarles a su cama, meterles directamente en su cama a dormir, darles agua, dejarles ver la tele… Lo que acaba desembocando en malos hábitos. Además, los niños que tienen este tipo de problemas durante la noche, durante el día se muestran cansados e irritables.

En este caso el tipo de tratamiento que habría que seguir, consistiría en la reeducación de los hábitos de sueño. Para ello va a ser necesario crear un ritual para acostar al niño, con el que se seguirán siempre los mismo pasos. En primer lugar se acompañará al pequeño a su habitación para que se ponga el pijama y posteriormente se pasará unos minutos agradables con él, (entre 10 y 15 min). Es un momento perfecto para contarle un cuento y disfrutar de esos momentos de tranquilidad con el pequeño. Posteriormente, el niño debe quedarse sólo en la habitación, aunque este despierto. Los padres podéis quedaos en la puerta. Es bueno que los niños tengan su muñeco mantita o algún elemento especial para ellos, con el que duerman habitualmente, porque si se despiertan les dará mayor tranquilidad.

Pasados unos minutos le apagaremos la luz y los padres saldréis de la habitación.

Deberéis repetir la misma rutina diariamente y cada vez tardar un poquito más en responder si el pequeño os reclama durante la noche.

El objetivo de este entrenamiento es crear un hábito adecuado a la hora de irse a dormir, dado que el problema de la mayoría de los niños con insomnio, como comentaba al principio, se debe al mal hábito que tienen.

insomnio 35312

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Bebés, Salud. Guarda el enlace permanente.