El juego simbólico como forma de crecimiento

 El juego simbólico y saber jugar.

juego recreo

Cuando escucho a mi hija jugar y gritar: ¡Un “aplaudimento” para ella! ¡Uaaaaaa! ¡Ya ha acabado el concurso de mascotas! … me satisface y provoca una sana sonrisa. (Lo de aplaudimento es una mezcla entre “aplauso” en castellano y “aplaudiment” en catalán, es lo que tiene el bilingüismo).

Porque no sólo es que disfrute jugando con sus polly pocket o playmóbil sino que se enriquece y crece porque va inventando historias y guiones, cambiando las tonalidades de voz según el personaje…y además reproduce aquello que más le ha llamado la atención recientemente, con lo cual si pego el oído puedo descifrar aquello que le preocupa u ocupa la mente.

jugar con piedras

A través de sus muñecas y personajes va inventando historias a la vez que habla y las expresa imaginando nuevas situaciones cada vez.

La parte positiva en el juego simbólico, es que tanto juega ella sola como otras niñas y sin resquicio alguno de ridículo, habla, grita y representa situaciones. Había leído que cuando los niños y niñas están absortos en su juego no es beneficioso interrumpirlos, y aunque a veces lo hemos hecho sin darnos cuenta, otras nos hemos contenido porque nos hemos acordado. Parece que ha dado resultado porque mi princesa de cinco años sabe disfrutar del juego y de sus juguetes.

Creo que no es tanto el tipo de juguete que le compres a tu hijo o hija como el que los tenga a su disposición en la edad y momento oportuno. Los pequeños tienen necesidades, tanto de bebés como de más mayorcitos y es un trabajo estar pendientes para proporcionarles tanto el entorno como los medios adecuados para fomentar su desarrollo a todos los niveles.

jugar al truque

Por ejemplo, en el caso de un bebé, ya os hablé en una entrada anterior de Emmi Pikler y de la importancia de ofrecerles un espacio donde puedan moverse libremente y tengan objetos que les llamen la atención y los impulsen a querer llegar a ellos. En el caso de un niño o niña de un añito aproximadamente será vital poner a su alcance objetos o juguetes en los que pueda sostenerse para levantarse y ponerse de pie. Además será fundamental que el bebé pueda pasar de un lugar de sostén a otro para que vaya aprendiendo a dar pequeños pasos que serán el principio del caminar.

juegos al aire libre

Este tipo de juguetes puede ser una mesa de actividades por ejemplo, que le ayuda a sostenerse de pie a la vez que despierta su interés por los colores y sonidos.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.