Lenguaje corporal del bebé: como hablan sin palabras

¿Cuántas veces habremos oído la expresión “Si es que sólo le falta hablar”? esto es el lenguaje corporal del bebé esta sea quizás una de las expresiones que describen la realidad de manera más fiel durante los primeros meses de un bebé;

lenguaje corporal del bebe como modo de comunicación 

En esta etapa de su vida, apenas aprenderá a colocar la boca, la lengua, los labios de distintas formas para conseguir articular alguna vocal, alguna consonante suelta o la combinación de ambas. Pero, hasta pasado un tiempo (que depende, como todo, del niño en cuestión) no será capaz de decir palabras inteligibles.

Sin embargo, la ausencia de palabras no significa la inexistencia de comunicación. ¡¡Nada más lejos de la verdad!!

Precisamente por no ser capaces de comunicarse de un modo oral y dado que tienen necesidades que cubrir y una absoluta dependencia de sus mayores, con el lenguaje corporal del bebe veréis que vuestros hijos hará uso de su otro su gran aliado a la hora de manifestarse, su cuerpo.

Mi bebé mueve mucho las piernas, doblando las rodillas, haciendo que la planta de un pie toque la rodilla de la otra pierna. Y lo hace con cierta velocidad, mayor cuanto más contento está. En el lenguaje corporal del bebe, estos movimientos significan alegría o emoción. De hecho, puede llevarlos a cabo cuando ANTICIPA algo que le gusta.

Hay otros movimientos corporales que son igualmente ejemplo lenguaje corporal del bebé.

Miles de veces hemos visto a un niño frotarse los ojos en señal de cansancio. Es el momento de no mostrarle más estímulos, si queremos que caiga rendido, claro…

Las manos abiertas quieren decir una mayor recepción a lo que se le enseña. Asimismo, si ante algún estímulo mueve la cabeza de un lado a otro nos está diciendo que no quiere ya ni verlo, que paremos. Tal vez sea el momento de dejarle descansar un poco.

Bajar las cejas suele venir asociado a situaciones de enfado, frustración o desagrado.

lenguaje corporal del bebe para comunicarse

Y luego en el lenguaje corporal del bebé cada niño tiene su particularidad.

Como ya he contado en alguna ocasión, nuestro hijo adopta la posición del “paracaidista” cuando se ha cansado de gatear solo y quiere que le cojamos. Deja de arrastrarse por el suelo y, boca abajo, levanta ligeramente piernas, brazos y algo la cabeza (incluso mira de reojo hacia arriba para comprobar que captamos el mensaje. ¡Qué ladrón!) enteramente como si acabara de tirarse de un avión para abrir el paracaídas metros más abajo. Nos está diciendo que su sostén somos nosotros, que confía en que le sirvamos de red.

lenguaje corporal del bebé
Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.