El nacimiento gestado en un útero trasplantado

La ciencia me sorprende en general pero he de reconocer que los avances en la medicina consiguen una fascinación fuera de lo común, como es este caso de el nacimiento gestado en un útero transplantado.

el nacimiento de un bebé gracias a los avances ciencia

Esta noticia, además de impactante, supone un pequeño destello de esperanza para aquellas mujeres que por diversos motivos carezcan de útero. Puede ser por faltarse desde el nacimiento o porque se les hayan tenido que extraer, como en el caso de un cáncer, por ejemplo.

Increíblemente, después de unos quince años de investigaciones (desde aquí, reivindico la necesidad de apostar por la investigación, no ser cortoplacistas ya que los resultados de las investigaciones científicas suelen dar frutos, si los dan, después de mucho, mucho tiempo y hay que ser pacientes para que la Humanidad se acabe beneficiando de ellos), un equipo de investigación sueco (con colaboración, según comentan, de científicos españoles, británicos y australianos) implantó en el útero implantado en nueve mujeres que carecían de él embriones previamente fecundados in Vitro con óvulos de las pacientes.

En todos los casos, las donantes de los úteros fueron familiares cercanos o amistades también muy cercanas.

el nacimiento de un bebé de útero transplantado

De las mujeres tratadas, una ya ha conseguido dar a luz una criatura que, aunque prematura, evoluciona bien. Tiene un peso de un bebé prematuro, no llega al kilo ochocientos gramos y tuvo que nacer mediante cesárea.

Este hecho, insólito en el mundo hasta el momento, como he comentado ya, abre una puerta de esperanza a muchas mujeres que veían que su sueño de ser madres biológicas se truncaba por la ausencia de útero en su sistema reproductor.

Ahora, una vez más, la ciencia ha aportado luz y nos vuelve a enorgullecer y congratular por pertenecer a la raza humana que es capaz de lo peor pero también de los logros más extraordinarios, los avances más fantásticos que podamos imaginar.

nacio_beb_mujer_trasplante_de_tero_copy_2

A partir de ahora, esta nueva madre disfrutará de un hijo que nunca pensó tener y a la alegría de verle crecer, como hacemos todos los padres, le unirá la satisfacción no tanto de ser la primera de la historia de la Humanidad en conseguirlo, sino de haber superado una barrera que parecía insalvable.

Bienvenido, bebé, y enhorabuena, mamá. Ambos os merecéis lo mejor en este mundo por ser fruto de la perseverancia y la esperanza.
 
Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.