La importancia de atender al o a la bebé: el peligro de la desatención

Si habéis leído a Rosa Jové, en su libro “Dormir sin lágrimas” o en cualquiera de sus artículos o blog, sabréis qué significa el término desatención.

Desatención es lo que siente un bebé cuando llora y nadie le atiende. Llora, porque no sabe hablar y es su único medio de comunicación para hacerle saber a su cuidador/a que necesita algo, sea comer, abrigo o simplemente una caricia.

No somos robots. Necesitamos cariño. ¿O a tí no te alegra el día un abrazo?

En el orfanato de St. Catherine de Bucarest, el equipo de neurocientíficos de la Universidad de Harvard de Charles Nelson estudió durante 15 años la evolución de 136 niños rumanos, destacando entre las conclusiones la siguiente frase:

“En numerosas ocasiones, la desatención y las carencias socioafectivas tienen unos efectos más devastadores que el maltrato o los abusos sexuales”.

Ahí es nada. “Lo peor, dice Charles, era el silencio…ningún niño lloraba porque nadie les iba a hacer caso”.

El cruel experimento de Nelson escogió al azar la mitad de los niños para que fueran entregados a familias de acogida mientras que la otra mitad, no tuvo tanta suerte y se quedó en el orfanato.

Mediante electroencefalogramas este neurocientífico y psicólogo demostró que los niños que permanecían en el orfanato tenían las habilidades comunicativas y el nivel de inteligencia muy por debajo de los niños de las casas de acogida, siendo los niveles similares a los niños con retraso o discpacidad intelectual.

Aunque los niños acogidos avanzaron rápidamente en términos de lenguaje y comunicación, pocos consiguieron alcanzar el nivel habitual para su edad, como si el daño que habían sufrido en su estancia en St. Catherine, donde las cuidadoras se dedicaban a charlar y fumar en la habitación de al lado, fuera irreversible.

En definitiva lo que demuestra este experimento es que la falta de atención y socialización en los niños provoca daños irreversibles causados pro el abandono durante sus primeros años de vida.

El Doctor Nelson reivindica así el pésimo trabajo de las autoridades en cuanto a la institucionalización de menores, una solución que dista mucho de proteger los derechos de los y las niñas.

desatención

¿Fomentamos la acogida?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.