El placer durante los meses de embarazo

 

Como ya hablamos en el post anterior, la sexualidad y el placer son necesarios durante el embarazo, y vamos a hablar de cómo suelen cambiar las sensaciones según los trimestres y cuáles son las circunstancias que contraindican las relaciones sexuales con penetración. Recordad que la sexualidad no se centra sólo en el coito, y que siempre que tengáis algún problema médico para tener relaciones, podréis jugar de otras formas. 

Las causas médicas que contraindican las relaciones sexuales son: 

1. Amenaza de aborto (primer y segundo trimestre)

2. Infecciones de genitales (valorada con  tu ginecólogo o matrona)

3. Placenta previa con un episodio de hemorragia.

4. Amenaza de parto prematuro (segundo y tercer trimestre)

5. Ruptura prematura de membranas.

6. Después de una prueba de diagnóstico prenatal invasiva (biopsia corial, amniocentesis, etc).

 

Si no tienes ninguna circunstancia de estas y el ginecólogo o matrona no te ha recomendado abstinencia sexual por una causa médica, puedes disfrutar plenamente durante todo el embarazo. Pero podrás notar diferencias según el trimestre en el que te encuentres: 

Primer trimestre

En este periodo te encuentras aún adaptándote a la idea que vais a ser padres, asumiendo vuestro nuevo rol. Además debido al aumento repentino de algunas hormonas, tienes ciertos cambios de humor y labilidad emocional. Por otro lado es el trimestre más marcado de nauseas o vómitos (no todas los presentáis) y os sentís más cansadas de lo habitual. Se ve por norma general, la actividad sexual algo disminuida, al igual que el deseo. Aún así, la facilidad para llegar al orgasmo es mayor debido al aumento de sensibilidad en los genitales. Todo esto dependerá de cada mujer y de si presenta o no síntomas o molestias marcadas al inicio del embarazo. Algo que puede ayudar en caso de presentar nauseas, es acomodarse a un horario en el que tengas menos síntomas, para así favorecer una mayor apetencia sexual. 

Segundo trimestre

Durante estos meses los síntomas y molestias iniciales del embarazo han disminuido o desaparecido. Además ya estás más adaptada al proceso por el que estás pasando. Durante esta etapa se ven aumentada la actividad y el deseo sexual. Aún no tienes un tamaño de barriguita que te dificulte muchas posturas, y puedes moverte con agilidad por lo que es el trimestre que más se suele disfrutar sexualmente. 

Tercer trimestre

Por miedo a provocar contracciones o hacerle daño al bebé, suelen verse disminuidas las relaciones sexuales en este último periodo de embarazo. Los orgasmos generan oxitocina, que, como sabéis, es la hormona que se encarga de provocar contracciones en el parto. Aún así, si no tienes amenaza de parto prematuro, las contracciones que te pueden generar un orgasmo, no son suficientes para desencadenar un parto, por lo que no debe preocuparte esto. En algunas ocasiones pueden salir gotitas de calostro (la primera leche que se segrega) del pecho al estimularlo o tener un orgasmo, es normal y no debes preocuparte.

Si te sientes incómoda por el peso evidente de la barriga en estos meses, hay posturas recomendadas para evitar la presión en el abdomen o sentir el peso sobre ti. Por ejemplo posturas donde tú estés encima de tu pareja, para así controlar mejor el peso de tu cuerpo y la penetración. Otra postura aconsejada es de lado los dos en la cama (postura “cucharita”). La sexualidad es comunicación, así que háblalo con tu pareja y probad las posturas o caricias que os sean más cómodas y satisfactorias.

 

Recordad siempre

-El sexo tiene muchas ventajas.

- Si tenéis dudas o algún problema, no tengáis reparo en hablarlo con la matrona o ginecólogo.

-Estáis embarazadas, pero seguís siendo sexis y guapas. El poder de seducción nunca abandona a la mujer.

 

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Embarazo. Guarda el enlace permanente.