El pomelo y sus beneficios durante el embarazo

En esta serie de artículos sobre los beneficios de ciertos alimentos en el momento del embarazo, no podía dejar de hablaros de una de las frutas cítricas que considero que pueden ser más positivas para tu cuerpo en estos meses de gestación : el pomelo, que es a veces un gran desconocido, pero que puede ser un importante aliado en estos meses, por sus propiedades y por los beneficios que es capaz de aportar a la futura mamá.

el pomelo, virtudes

De este modo, en primer lugar, es importante destacar el papel tan importante del pomelo para conseguir que los niveles naturales de PH sean adecuados, ya que, si estos niveles están regulados, el pequeño recibirá los nutrientes que necesita, así como el oxígeno a través de la placenta.

También tiene propiedades antioxidantes por su contenido en vitamina C y flavonoides. ¿Para qué servirá? Para regular su sistema inmunológico, muy importante en estos momentos. Asimismo, no sólo contiene esta vitamina, ya que, al estar compuesto también de vitamina B y selenio, esto ayudará a que tu hígado expulse todas las toxinas que si llegan a tu bebé podrían provocarle algún daño.

el pomelo, fruta sana embarazo, los beneficios de esta fruta

Me gustaría hacer hincapié, por otro lado en que, aunque a menudo no se tiene en cuenta esta ventaja, el hecho de que tenga un sabor amargo, a pesar de lo que comúnmente se puede pensar de que quizás no sea beneficioso, es todo lo contrario. Y es que este sabor hará que se estimule el proceso digestivo, es decir, al comer pomelo se despierta, por decirlo de una forma sencilla, nuestro estómago, incitándole así a que las digestiones sean mejores.

pomelo, fruta sana en el embarazo

Sin embargo, los especialistas coinciden en alamar a la embarazada en cuanto al consumo de pomelo en un aspecto. Y es que, si estás tomando algún medicamento, puede que comer este alimento no sea lo más adecuado. Esto se debe a que esta fruta contiene naringina, y la combinación con algunos medicamentos puede no resultar idónea. De este modo, será importante que lo consultes con tu especialista para que te indique si puede existir algún tipo de problema o no. En el caso de que sí, tan sólo debes encontrar una fruta equivalente, que contenga los mismos nutrientes o más o menos similares.

 
Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.