El primer día del padre

No me estaba refiriendo al primer día del padre de la historia, pero ya que estamos, no viene mal echar la vista atrás para conocer de dónde surgió la tradición. La idea se le ocurrió a la americana Sonora Smart Dodd. Inspirada en el trabajo de Anna Jarvis, que ya había impulsado anteriormente la celebración del día de la madre, quiso homenajear a su padre por haber criado el sólo a sus seis hijos después de que su mujer falleciera. Hoy en día, que un padre cuide de sus hijos es algo habitual, pero en 1910, la mayoría de los hombres que enviudaban entregaban a sus hijos a otras personas para que los criaran o se casaban de nuevo en muy poco tiempo. Por eso para Sonora su padre era especial.

El primer día del padre se celebró en junio de 1910, pero no fue hasta 1972 cuando el por entonces presidente de Estados Unidos Richard Nixon reconoció el día del padre como una fiesta. A partir de entonces, se celebra en muchos países, aunque no en todos en la misma fecha.

mi primer dia del padre

Como ya sabéis, es España el día del padre lo festejamos el día de San José, el 19 de marzo, y como os empezaba a contar antes, este año ha sido la primera vez que lo hemos celebrado en casa.

No os he hablado antes de ello porque el papá de la casa es lector de este blog y mi peque y yo no queríamos desvelar la sorpresa que le teníamos preparada, pero como ya ha pasado, os puedo contar cómo lo hemos vivido.

El recién estrenado papá estaba superilusionado con celebrar su día. Ya llevaba varias mañanas haciendo la cuenta atrás a la hora del desayuno. La verdad es que, aunque a diario llega bastante tarde a casa y cansadísimo de trabajar, saca tiempo de debajo de las piedras para estar con nuestra hija. Y los fines de semana, se encarga él de casi todo para exprimir al máximo el tiempo que pasa con ella. Por eso quería que su primer día del padre tuviera un recuerdo especial.

Una de las pasiones de mi marido es la lectura, así que le he estado dando vueltas al coco hasta que he encontrado un libro que pueda compartir con la peque. Se llama Papá y yo y es la historia de un osito que admira a su papá. Evidentemente, ahora es muy pequeña para leer o para entender lo que le leen, pero estoy segura de que en poco tiempo podrán disfrutar juntos de la lectura. Se lo dimos por la mañana, antes de irse a trabajar, y se puso contentísimo. Pero lo que no sabía es que por la tarde le esperaba otra sorpresa.

regalo del padre

De entre las cientos de fotos que hemos hecho a la peque desde que nació, hay una a la que él tiene especial cariño: es una captura de sus manos cogiendo los piececitos de la niña. Pues le encargué una ampliación en lienzo, con la foto en blanco y negro. ¡Ni os imagináis la ilusión que le hizo! Vamos a colgar el cuadro en la habitación de la niña para que recuerde siempre su primer día del padre. 

Y vosotros, ¿cómo lo habéis celebrado?

 

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Ocio. Guarda el enlace permanente.