El regalo de la maternidad

¡Qué regalo me han hecho! Esta es la frase que suelo decir cuando mi bebé de 7 meses sonríe con fuerza, mostrando sus encías peladas y mondadas y achinando sus rasgados ojos. ¡Qué bonita es la maternidad!

maternidad

Dar el pecho se convierte en un momento único en el que los dos conectamos y hacemos coincidir nuestro ritmo al respirar… y cuando me mira y sonríe nuevamente, un cúmulo de alegría se concentra en mi pecho y me hace soltar una carcajada de felicidad.

maternidad

Tenerlo junto a mí por la noche me carga las pilas para el día siguiente, en el que espero su sonrisa casi tan necesaria como el café de primera hora.

Me considero muy afortunada y me siento profundamente feliz (aunque cansada… todo hay que decirlo) de tener a mis dos hijos. Jamás pensé que la maternidad me fuera a hacer crecer como persona de esta manera. Es una oportunidad única para parar, respirar, pensar y limpiar aquello que te ha estado haciendo sombra, como lo define Laura Gutman.

maternidad

La maternidad es sin duda una etapa preciosa en la que tienes que dejar de mirar el reloj y vivir el día a día como si fueran unas vacaciones, algo temporal que sin duda no podrás repetir las veces que a lo mejor quisieras. Y cuando acabe esta etapa y tus hijos vuelen del nido a buscar sus propias experiencias haciendo uso de su libertad, volverás a mirar atrás y recordar aquellos momentos mágicos en los que te hicieron reír de pura felicidad.

Las etapas de la vida son para disfrutarlas una a una, tomando conciencia de que no durarán eternamente y es por ello que debemos alejar las emociones negativas y restarle importancia incluso al cansancio de no dormir para que la maternidad no pase por delante de nuestros ojos sin darnos cuenta.

Si te parece interesante esta información, compártela con tus contactos de Facebook, Twitter… GRACIAS

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Post Parto y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.