El senderismo, una opción adaptada a los pequeños

Cuando ya empieza a salir el sol algunos días, las temperaturas empiezan a ascender… llega el momento de aprovechar los días libres y al igual que en anteriores artículos os proponía la playa o la sierra como opciones de ocio, en esta ocasión, quiero hablaros y animaros a que optéis por el senderismo, por supuesto, adaptado para los pequeños de la casa.

Y es que, el senderismo no está indicado específicamente para gente joven, por ejemplo, sino que en función de cómo organicemos la ruta, se adaptará a un sector u otro de población.

el senderismo con el buen tiempo

De este modo, si os animáis a practicarla en familia, en primer lugar, es importante que valoréis algunas cuestiones, tales como, si es la primera vez que el pequeño lo hace o si ya ha hecho algunas rutas. De un modo u otro, debemos ser conscientes de que son niños y además de que puede que se cansen, aunque tienen una energía vital increíble, puede que lo que ocurra es que se aburran. Por ello, comencemos poco a poco, es empezar con recorridos cortos y que no sean demasiado difíciles.

De este modo, una vez que ya hayáis escogido la ruta, es importante que la llevéis a cabo o planifiquéis previamente. En primer lugar, olvidad las prisas, es importante que se siga el ritmo del pequeño, sin que esto signifique que las paradas se hagan demasiado largas, ya que luego le costará volver a la actividad. Sin embargo, pensad en que debe estar bien hidratado y hacer paradas para que beba agua, coma algo… es importante que se encuentre bien. No le atosiguéis ni forcéis, lo importante es pasarlo bien. Además, al hecho de que es un niño y por consiguiente todo le llamará la atención, tenemos que unir los muchos atractivos que tendrá ante sus ojos en este paraje natural, por lo que será lógico que se pare a mirar unas setas o que persiga a algún animalillo. Dejadle disfrutar.

el senderismo en familia

Por otro lado, será fundamental que en la organización de dicha actividad incluyáis un enfoque educativo, ya que, además de ayudarle a estar en contacto con la naturaleza, realizar ejercicio físico, respirar aire puro… es interesante que le indiquéis conforme vayáis andando una u otra especie de planta, así como los animales que podáis encontrar por el camino. La naturaleza le llamará la atención y será importante que aprenda a cada paso, de ahí que sea interesante que conozcáis la ruta y las especies que encontraréis a vuestro paso, las montañas, las lomas… para poder explicarle cada detalle. Además, es importante que le deis esta información pero de una forma amena y divertida. Por ello, en vez de ir explicándole lo que vais viendo sin más, hazle preguntas, organizad juegos… Por ejemplo, proponedle que se fije en cada planta diferente que vea o que observe el cielo y entonces hablaréis de los pájaros. En cada rincón encontrará algo nuevo y atractivo, y será el momento de que disfrute y aprenda a la vez.

el senderismo con niños

Finalmente si apuestas por el senderismo con niños más pequeñitos que no anden con soltura y menos en este terreno, poco estable, por supuesto, olvídate del carrito y opta por otros medios, tales como portabebebés, mei tais, mochilas para cargar al pequeño… para que vaya cómodo y vosotros también. El ambiente natural le aportará muchísimo a vuestro bebé.

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.