Empezando a comer

 

Los médicos dicen que es aconsejable dar de mamar al recién nacido hasta los 6 meses de vida como mínimo, siempre que se pueda claro, porque es bueno para el bebé y para la madre. Pero cuando el bebé alcanza los 6 meses, y a veces antes dependiendo de cada caso, la leche materna ya no es alimento suficiente y hay empezar a introducir los cereales y un poco más tarde la fruta.

Yo he estado alimentando a mi hija con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Ahora ya sólo le doy de mamar tres veces al día, porque por la mañana y por la noche se toma un biberón de cereales sin gluten y por la tarde ha empezado a comer fruta.

nene con fruta

Ya le habíamos dado antes naranjas para chupar, pero nunca había comido fruta como tal. Así que como sabíamos que la naranja le encanta y que le sienta bien, empezamos con naranja y manzana. ¡Ni os imagináis los aspavientos que hacía! Le encantó y se comió todo sin rechistar.

Al día siguiente, incorporamos la pera. Al principio le costó un poco más. Saboreaba cada cucharada, porque le sabía distinto. Ponía unas caras más raras… Pero al final acabó comiéndose todo, como el día anterior. Es tan buena…

El problema, por decir algo, ha llegado en el tercer día. Hemos introducido el plátano en su puré de frutas y “hemos hecho agua”. No le ha gustado nada de nada y se ha agarrado un berrinche… Menos mal que como, evidentemente, no se pueden echar piezas de fruta enteras, he cortado otro trocito de pera y un cuarto más de manzana y con el zumo de media naranja (es que son muy gorditas) le he preparado un puré nuevo que se ha comido como siempre.

La verdad es que es sorprendente verla comer. Nunca antes había usado cuchara, excepto para tomarse sus gotas de vitamina D, y parece que lleva comiendo toda la vida. Para darle las gotas usaba una chucharilla de café, pero tenía la sensación de que si la peque cerraba la boca un poco más de la cuenta, se podía hacer daño con el filo. Así que un mes antes de empezar a darle de comer estuve mirando cucharitas. Al final me decanté por el set de 4 cucharas primeras comidas Gipsy de Béaba. Son aptas para usar las desde los 4 meses y como son de silicona, no dañan las encías del bebé si le rozas con ellas. Son muy cómodas a la hora de agarrar, cogen la cantidad de comida perfecta para que el bebé pueda tragar sin problemas y, para rematar, son larguitas, para poder rebañar biberones si el bebé te sale tragón. Se pueden meter en el lavavajillas y en el microondas para esterilizar. La verdad, estoy encantada. Y como vienen 4, puedes dejar un par en casa de los abuelos, para cuando tengan que quedarse de canguros.

baby moon cucharas beaba

¿Vosotros qué cucharitas usáis? ¿Habéis comprado alguna en especial o utilizáis las que tenéis en casa?

 

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Alimentación. Guarda el enlace permanente.