En el momento del Parto ¿Cuál es la mejor postura para dar a Luz?

Posturas durante el Parto para dar a Luz.

A lo largo de la historia encontramos imágenes de diversas culturas, que muestran a las mujeres durante el trabajo de parto, que iban alternando en el transcurso del mismo según su instinto. Estas referencias antropológicas recogen en su mayoría posiciones verticales para dar a luz como de rodillas, en sillas especiales, cuclillas o sentadas.

posturas parto

Hoy en día, la mayoría de las mujeres occidentales dan a luz en posición de litotomía, es decir, tumbadas con las piernas flexionadas, aunque tanto la Organización Mundial de la Salud como el Ministerio de Sanidad, en la Estrategia al Parto Normal, recomiendan que debe permitirse que la mujer elija la postura que le resulte más cómoda e incluso recomendar las posturas verticales.

Pero, ¿qué diferencias hay entre las posibles posturas durante el parto?

A continuación conoceremos las ventajas e inconvenientes de algunas de ellas:

Litotomía: Es la posición más utilizada en los hospitales porque la postura tumbada parto horizontal
facilita al médico acceder a la zona perineal.  Sin embargo, no favorece la fisiología natural del parto ya que va en contra de la gravedad debiendo hacer pujos en sentido ascendente y  además se estrecha el canal del parto al impedir la movilidad del cóccix por su aplastamiento con la cama.

Vertical: Puede ser en cuclillas, de rodillas, sentada o semi-sentada. En estas posiciones la gravedad favorece el descenso del bebé por el canal del parto y la presión ejercida por la espalda-partocabeza del bebé va ablandando o masajeando el suelo pélvico reduciendo así la posibilidad de practicar una episiotomía. Además durante el proceso de dilatación ayuda a una mejor colocación de bebé para su nacimiento y el dolor es menor que en la posición horizontal.

Lateral: También se puede optar por estar tumbada de lado que son de gravedad neutral, pero que permite mayor movilización de la pelvis para ensanchar el canal del parto, ayudan a disminuir laceraciones en el periné y la práctica de episiotomía. Además es una postura fácil de adoptar en el caso de tener analgesia epidural.

parto lateral

Como podemos ver hay muchas posibilidades, por lo que lo más importante es recordar que cada mujer, al escuchar su cuerpo y dejarse llevar por lo que siente y necesita, encontrará la postura idónea para ella y su bebé.

CON-MI-MATRONA

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Conmimatrona

Matrona conmimatrona.com
Esta entrada fue publicada en Parto y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.