¿En qué consiste inducir el parto?

Inducir el parto quiere decir forzarlo de forma no natural, mediante oxitocina habitualmente, para que la mujer tenga contracciones.

provocar el parto

¿En qué ocasiones hay inducir el parto?

Uno de los típicos casos de parto inducido es cuando la mujer embarazada rompe aguas pero no tiene contracciones, lo que quiere decir que aunque las aguas expulsadas sean claras, no podrá estar muchas horas así porque existe riesgo de infección y de que la madre se canse tanto que no sea capaz de afrontar el trabajo de parto.

Aunque es sorprendente la fuerza que escondemos muchas mujeres para superar según qué largos partos, es mejor ser prudente y si por ejemplo has roto aguas y son claras lo más inteligente es intentar descansar, para, una vez que vengan las contracciones (sean o no naturales) tengamos la fuerza para llevarlas con dignidad ;)

Otros casos de inducción de parto se dan cuando el o la ginecólogo/a decide que el bebé no debe estar más tiempo en el útero materno por haber pasado las 40 semanas de gestación, pero a mí esta posición no me parece nada respetuosa ya que la fecha probable de parto es relativa si tenemos en cuenta que cada mujer ovula en distintas fechas del mes con lo que no se nos puede aplicar la misma regla a todas.

Normalmente los/as ginecólogos/as cuentan como fecha de fecundación unos 14 días después del último día de regla…pero esto es tan relativo…¿No os parece? ¿Cuándo consideráis vosotras el último día de regla? ¿El que manchéis todavía marrón aunque sea poco y en salvaslip? Ya sólo dependiendo del criterio de la madre en decir cuál será el último día de regla podremos tener un margen de 1-3 días…imagínate sin saber a ciencia cierta qué día exactamente se ha producido la fecundación…Por eso lo correcto sería dar margen y esperar hasta la semana 42 a no ser que exista algún problema médico que lo requiera.

A mí, me provocaron los dos partos.

estoy de parto

¿Y a tí? ¿Te provocaron el parto?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Parto y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.