Enseñar a comer bien al bebé: objetivo de todas las mamás II

Siguiendo con el tema de enseñar a comer bien al bebé que tanto preocupa a los padres y continuando el anterior post, es también importante y a tener en cuenta que si tu hijo no quiere comer o se niega a probar un alimento, no le castigues o te enfades en exceso. Es importante que se lo expliquéis con buenas formas, de lo contrario, cada vez que esté enfadado por algo se negará a comer, ya que sabe que con este tema conseguirá sacaros de vuestras casillas. De este modo, si se niega a sentarse a la mesa, intentad comportaros con naturalidad y comenzad a comer con el resto de la familia. Finalmente el niño cederá, ya que, entenderá que con esa rabieta no consigue nada y que, antes o después, tendrá que comer.

Enseñar a comer bien al bebé

Pero ante todo, es fundamental que seáis coherentes y perseverantes, que no os contradigáis diciéndole un día que coma algo y al siguiente, dejando que ni lo pruebe, por ejemplo. Hay papás y mamás que a veces, cuando se sienten culpables por no haber dedicado más tiempo a sus pequeños a causa del trabajo, por ejemplo, así como por otros motivos, para evitar que el niño se disguste o enfade, acaban cediendo. Esto no hace sino confundirlo más.

Enseñar a comer bien al bebéOtro punto importante que deben aprender los niños es que no se come entre horas, por lo que debéis evitar a toda costa que lo hagan, ya que, así tendrán hambre cuando llegue el momento de comer. De este modo, se respetarán las cinco comidas diarias y siempre evitando que el pequeño picotee entre horas. Si algún día tiene mucha hambre antes de que sea la hora habitual de la cena, por ejemplo, dadle algún alimento que le sacie pero que sea saludable, como puede ser una pieza de fruta, pero nunca golosinas o patatas fritas. Le llenarán y cuando llegue la hora de comer, no tendrán el mínimo apetito.

Finalmente, también será importante que controléis el tiempo que tarda el pequeño en comer. Normalmente, los médicos recomiendan que cada comida dure aproximadamente media hora. Sin embargo, y aunque es importante que se controle, para que el niño coma a un ritmo adecuado, tampoco hay que obsesionarse con este tema. Asimismo, en el caso de que tenga hermanos, nunca deberéis compararle con ellos, diciéndole cosas del tipo, “mira tu hermano como sí que ha terminado ya” o “pues tu hermano es más rápido que tú”. Cada pequeño tiene su ritmo, y aunque si es demasiado lento, tendréis que animarle a que coma, tampoco es necesario que se sienta ridiculizado o que se atragante queriendo comer rápido en una continua competición con sus hermanos.

Enseñar a comer bien al bebé

Por todo ello, es importante enseñar a comer bien al bebé desde que sea pequeño, ya que así, se evitara que el momento de comer sea un auténtico calvario.

Si te ha gustado este post, compártelo con tus amigos de Facebook y Twitter. GRACIAS

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.