Este verano ¡¡¡Ponga una piscinita a su bebé!!!

Ahora cuando los rigores de este verano se hacen notar a base de bien, cualquier aliado para que vuestro crío se encuentre a gusto y, por tanto, incordie menos, es bienvenido.

Uno de estos amigos para siempre son las piscinitas para niños pequeños.

¡¡¡Mucho ojo!!! En todo este tipo de piscinas avisan, con mucha razón, que jamás el niño puede estar sin atención ni cuidado de un adulto. No tanto porque se vayan a ahogar, ya que la cantidad de agua que cabe en ellas es muy reducido, sino porque puedan tener, por resbalones y demás, algún percance indeseado.

este verano en la piscina

Hoy en día las hacen de diversas formas (rectangulares, cucardas, redondas…), con motivos muy diversos pero siempre divertidos para los niños (personajes de series de dibujos, héroes de comic, imágenes de películas infantiles…) pero todas cumplen con una función primordial en verano: mantener a nuestros hijos frescos, entretenidos y la mar de divertidos.

Porque, es una verdad absoluta, a la vista del agua de la piscina de los mayores, vuestros hijos, especialmente si ya tienen cierta autonomía por tener movilidad, van a querer tirarse de cabeza. No conocen la palabra miedo, como le pasa a nuestro hijo de catorce meses, y no es consciente aún que tirarse sin protección a una cubeta con miles de litros de agua puede no ser tan divertido como él cree.

 este verano una piscina hinchable

Evidentemente, para evitar males mayores estamos los padres, que tendremos que esforzarnos física y mentalmente para hacerle ese marcaje al hombre que impida que conozca las técnicas de reanimación antes de tiempo en su vida.

Verle disfrutar dentro de la piscina, desnudito totalmente (hay pañales para piscinas pero al estar en su propia piscina y no en una comunitaria en la que sí conviene el uso del pañal, mejor que esté con todo al aire), con el “kit” que le hemos preparado para la playa, con su cubo, su pala, su rastrillo y sus figuras de animales para hacer moldes en la arena, es un auténtica gozada. Veréis cómo mete por primera vez la cara en el agua, cómo pone esas caras raras por lo inesperado pero veréis cómo repite a la mínima ocasión. Veréis cómo chapotea, cómo os salpica. Pero, sobre todo, veréis cómo se lo pasa en grande.

este verano ponga una piscina

Y, además, lucharemos contra esta ola de calor de este verano que nos invade.

Así que no os olvidéis del aliado inseparable que tenemos en verano en las piscinas para bebés.

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.