Estreñimiento infantil. ¿Cómo prevenirlo?

El estreñimiento no es solo cosa de adultos. ;) Muchos niños tienen problemas para ir al baño, lo que les ocasiona dolor y resistencia para sentarse en el orinal a la hora de cumplir una función fisiológica y reparadora que debería ser diaria.

El motivo es, en muchos casos, la alimentación, aunque también juegan un papel importante el sedentarismo e incluso posibles enfermedades o desajustes intestinales.

Estreñimiento infantil

¿Cómo podemos aliviar el estreñimiento de nuestros peques?

1. Con fruta rica en fibra

Ya hablábamos ayer de las propiedades de las uvas y su efecto laxante y diurético. Otras frutas ricas en fibra que pueden acabar con el estreñimiento son los kiwis, las fresas, las naranjas (un zumo de naranja por las mañanas viene de maravilla para mejorar el tránsito intestinal), las peras o las manzanas.

2. Aumentando la ingesta de legumbres

Cuando hablamos de fibra se nos olvida que las legumbres la contienen, y en altas proporciones. Así, deberemos incluir lentejas, garbanzos y judías varias veces por semana en la dieta de nuestros hijos.

3. Optando por cereales integrales en lugar de los llamados cereales blancos

El pan integral contiene un gran porcentaje de fibra que ayuda a luchar contra el estreñimiento. De igual forma el arroz (también integral), constituye una alternativa para evitar problemas intestinales.

4. Intentando que beban mucha agua

El agua ablanda las heces y permite que sean evacuadas más fácilmente. Tampoco es cuestión de encharcarles el estómago, pero sí de ofrecérsela con bastante frecuencia.

5. Incrementando las veces que toman hortalizas y verduras a la semana

Las verduras y hortalizas resultan indispensables en la dieta infantil para prevenir el estreñimiento. Brócoli, zanahoria, aguacate, cebolla, patata, puerro, repollo, remolacha, alcachofa, judías verdes… ¡La de platos ricos que pueden elaborarse con ellas!

6. Fomentando la actividad física y el ejercicio

Debemos luchar contra el sedentarismo infantil. Los niños han de salir a la calle, correr, saltar, subir y bajar de los columpios… El movimiento se traduce en una mejora del tránsito intestinal.

Claro que, comer bien para evitar el estreñimiento no debería ser solo cosa de niños. Así que, ¿te animas a poner en práctica estas recomendaciones?

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.