EVALUACIÓN DEL RECIÉN NACIDO (Primera Parte)

Tras el parto, los especialistas aplican una serie de pruebas de evaluación a nuestros pequeños, con el fin de detectar posibles alteraciones. Dichas pruebas evalúan tanto el estado de su sistema nervioso como la respuesta de los recién nacidos ante los estímulos físicos y sociales.

Una de las pruebas más comúnmente utilizada es el examen de Apgar. También hay otras pruebas importantes como la escala de la evaluación de la conducta neonatal de Brazelton y el test de Prechtl, pero éstos no siempre se pasan en el contexto hospitalario.

                 El examen de Apgar

Es la primera prueba que se les realiza a los recién nacidos para conocer su estado físico y detectar lo más rápidamente posible determinadas alteraciones en el bebé. Dicha prueba se realiza en dos ocasiones, un minuto después de nacer y a los cinco minutos. En algunas ocasiones, puede realizarse 10 minutos más tarde si la puntuación anterior es baja. La prueba de Apgar evalúa las funciones vitales del recién nacido a través de cinco factores: el color de la piel, el ritmo cardíaco, el tono muscular, la respuesta a los estímulos suavemente dolorosos (irritabilidad refleja) y la respiración. En cada factor los bebés reciben una puntuación de 0 a 2 en cada ítem, oscilando la puntuación total que reciben entre 0 y 10.

Interpretación de las puntuaciones:

~        Si el resultado de la prueba oscila entre 8 y 10, indica que el bebé se encuentra en perfectas condiciones.

~        Si la puntuación es de 4 a 6 puntos, indica que el recién nacido necesita ayuda inmediata porque algo no va bien.

~        Si la puntuación es menor de 4, el bebé necesita intervención de emergencia, y es probable que requiera medicación para mejorar o incluso respiración asistida.

A los 5 minutos, cuando se le realiza la prueba por segunda vez, el niño  debería obtener una puntuación mejor que en la primera evaluación y superior a 7.

En los próximos comentarios les hablaré de las otras pruebas que se emplean en la evaluación de los bebés.

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Bebés, Post Parto. Guarda el enlace permanente.