Faja durante el embarazo: SÍ o NO

Esta es una de las dudas que suelen plantearse las mujeres, ya que, en algunos casos las embarazadas tienen ciertos recelos hacia la faja, ya que creen que se sentirán incómodas, mientras que en otros casos, piensan que esto les servirá para parecer más delgadas y ocultar su aumento de peso. Es importante saber para qué se usa la faja y cuál es su objetivo, así como acudir a tu médico, en el caso de que no te decidas.

faja

En primer lugar, es importante saber la función de la faja durante el embarazo. Y es que, conforme vaya creciendo el pequeño, la tripita irá también aumentando de tamaño y esto provocará que sientas fuertes dolores de espalda en la zona lumbar, así como pélvica. Así, el peso del bebé y el aumento de la barriga hará que sufras la denominada lordosis. Se produce cuando la mujer tiende a doblar el cuerpo hace atrás por el peso de la barriguita y así cambia su centro de equilibrio.
De este modo, la utilización de una faja puede seros útil para calmar esos dolores o molestias en esos meses, para así poder disfrutar con mayor entusiasmo del embarazo. Sin embargo, no hay que escoger sin más esta prenda por razones estéticas o incluso por el precio, es importantísimo tener en cuenta ciertos consejos para que cumplan la función debida y no sean perjudiciales para ti o el pequeño.

faja

En primer lugar, no te equivoques a la hora de elegir la talla, será importante que se amolde y ajuste a tu cuerpo a la perfección. Y es que si te sientes demasiado ajustada, te aprieta o comprime la zona de la barriguita será mejor que pruebes con una talla superior. Por ejemplo, para comprobar que has hecho la elección adecuada, siéntate. Si no tienes dificultad ni te sientes molesta, sabrás que es tu talla, adecuada a tus medidas.

Por supuesto, también es importante que comprendas que la faja servirá para ayudarte a aliviar estos dolores y soportar el peso, no olvides que esa es su función y no la de hacer que parezcas más delgada. Por ello, sigue las indicaciones anteriormente dadas y piensa en esta prenda durante el embarazo no servirá para reducir tu volumen, a pesar de que normalmente, cuando la mujer no está embarazada, tiene esta función.

Por otro lado, a la hora de comprarla, apuesta por fajas específicas para embarazadas y que sean de calidad. En cuanto al tejido, en algunos casos, como la mujer tiene la piel muy sensible y suda más, debido al aumento de temperatura que experimenta, puede que acabe teniendo rozaduras y que le escueza o sienta ardor en dicha zona. Por ello, puedes optar por algún modelo que no cubra toda la espalda, sino que se coloque en la zona de la cintura, para que así no tape tanta parte de tu cuerpo.faja

Por supuesto, será importante también que consultes a tu médico si puedes usarla, ya que, por ejemplo, si sufres de trastornos circulatorios, quizás no sean convenientes. De hecho, incluso en algunos casos, en los que la mujer no elige bien la talla, la presión, puede hacer que se maree, ya que, la presión excesiva puede provocarle problemas de circulación.

De este modo, aunque es muy eficaz su uso, pruébalas tu misma y comprueba si te sientes bien. De lo contrario, o si tu médico te indica que no es recomendable, será mejor que busques otras soluciones para el dolor de espalda.

Si te parece interesante esta información, compártela con tus contactos de Facebook, Twitter… GRACIAS
 

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.