Flúor. Vamos a conocer mejor a este mineral

Es corriente escuchar que los niños y niñas deben cepillarse los dientes con un dentífrico con flúor e incluso en ocasiones se recomiendan los enjuagues bucales con este mineral.

flúor, conócelo mejor

Existen distintas opiniones en cuanto a la necesidad de que nuestros niños y niñas reciban tratamientos de flúor con la intención de luchar contra sus caries.

Al parecer, difiere bastante la calidad del flúor natural, tal y como lo encontramos en los alimentos por ejemplo, del flúor “artificial” que añaden al agua del grifo o a las pastas de dientes.

cantidades de flúor necesarias

Algunas personas creen que el flúor artificial es muy dañino y produce incluso el efecto contrario al deseado, deteriorando el esmalte y haciéndolo más vulnerable. El flúor es un mineral que podemos encontrar de forma natural en algunos alimentos. La principal función del flúor es el aumento de la densidad de los huesos y el endurecimiento del esmalte dental (lo que hace a los dientes más resistentes a las temidas caries).

Es mucho más saludable que el flúor que entra en nuestro organismo provenga de alimentos. Algunos alimentos ricos en flúor son el bacalao, el salmón, las sardinas, las naranjas, las cebollas, las espinacas, lechugas, patatas, pollo, gelatinas, marisco, té negro, sal o agua fluorada.

La dosis de flúor que el organismo necesita difiere en función de la edad y el género de la persona, siendo la cantidad mucho menor en niños. Mientras que las dosis recomendadas en EEUU y Canadá son de 4mg/día para el hombre, 3 mg/días para la mujer y 2-3 mg / día para los niños y niñas y los y las adolescentes.

Además, tan dañino puede resultar tomar flúor en exceso como no llegar a la cantidad mínima necesaria.

El fúor necesario

Un exceso de flúor puede resultar tóxico y causar fluorosis, causando además de manchas, aumento de la densidad ósea e incluso pudiendo causar daños neurológicos.

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.