Fortalezas con tus hijos después de la separación

El proceso de separación o de divorcio puede ser un proceso costoso, doloroso y con grandes problemas emocionales, sobre todo cuando hay hijos de por medio. No sólo la pareja sufre los cambios ya que los padres en algún momento podrán rehacer sus vidas, pero los hijos ven como todo su mundo se desmorona.

Pero no todo tiene que ser malo, ¡ni mucho menos! En muchas ocasiones la separación o divorcio de los padres es la mejor solución para todos, sobre todo cuando los padres se llevan mal y siempre están discutiendo o el ambiente familiar es demasiado tóxico como para ser respirado de forma continua.

Habrán cosas que se convertirán en fortalezas en la relación con tus hijos después de la separación y que a la larga, te darás cuenta como todo habrá sido para bien. Si tú te mantienes bien y te das cuenta que era lo mejor para todos, la rueda empezará a rodar mejor. ¿Quieres conocer algunas de estas fortalezas?


Quarrel of parents

La comunicación con tus hijos mejora

El primer paso ocurre cuando decides contarle a tus hijos esta decisión tan difícil y complicada en vuestras vidas. Pero esto será el primer paso para mejorar la comunicación y que tus hijos se den cuenta que estás abierto/a a la conversación, a escucharles y a apoyarles en todo lo que necesiten. Esto es muy importante para ellos porque necesitarán expresar sus sentimientos, sus emociones y además, saber que estarás a su lado para lo que necesiten.

mama e hija adolescente morenas

El tiempo vale millones

El tiempo que tengáis para compartir será un tiempo más que preciado. Tus hijos sabrán qué es echarte de menos y lo importante que eres en sus vidas. Y a ti te pasará exactamente igual. Puede que tengas más tiempo libre pero eso no compensa el tiempo que quieres pasar con tus hijos. Por este motivo aprenderéis a valorar el tiempo juntos y buscaréis la posibilidad de pasar más rato unidos, siendo la familia (tú y tus hijos) la máxima prioridad.

fomentar lectura

El tiempo será más tranquilo

Es posible que el tiempo de pareja fuese un tiempo de discusiones y de un ambiente demasiado tóxico. Después de la separación te darás cuenta que tanto tú como tus hijos estáis más tranquilos porque el ambiente tóxico simplemente ya no estará en vuestras vidas. Esto hará que podáis disfrutar mucho más los unos de los otros.

¿Has sufrido una separación o un divorcio? ¿Encontraste fortalezas con tus hijos después de eso?

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.