Fotos y más fotos desde el nacimiento de nuestro hijo

Tras pasar quince meses desde el nacimiento de nuestro hijo, nos hemos puesto a seleccionar fotos.Sí, lo que oís. Deberán ser unas cuantas miles de fotos, sin exagerar…

fotos y mas fotos de bebés

Como ahora estamos en la era digital y cualquier aparato a nuestra disposición hace fotos (un día hasta las lavadoras harán fotos) si eso lo juntas con la locura transitoria que sufrimos cualquier padre primerizo por inmortalizar cada momento de nuestro hijo (que no es que no parezca único es que ES único) pues llegas a la fácil conclusión de que en quince meses has podido hacer las mismas fotos que un fotógrafo profesional en su trabajo.

El caso es que estamos seleccionando (os aconsejo que no esperéis tanto como nosotros; después de tanto tiempo es una locura) porque nos gustaría revelar y/o imprimir (maravillas de la técnica moderna) las mejores fotos porque nos hemos dado cuenta que en casa no tenemos ni una sola foto del niño ni de nosotros. Con razón el pobre en la guarde, donde nos hicieron darles una foto de familia, se tira todo el día señalando la foto…

Ese es otro de los “problemas” de las fotos digitales. Las haces, sin parar, sin freno, me atrevería a decir, para que queden en el móvil en la cámara o, como mucho, en una carpeta del ordenador, duerman el sueño de los justos y no vuelvan a salir a la luz.

cantidad de fotos del bebé

Por mucho que penséis que nunca lo haréis, que las fotos de vuestro hijo sobre todo si es el primero, las veréis repetidamente toda la vida, blá, blá, blá. A vuestro hijo le tenéis en vivo y en directo todos los días y os aseguro que las fotos las veis, con suerte, nada más hacerlas y nunca más.

No obstante repasar las fotos desde hace meses nos ha servido para al menos un par de cosas:

La primera ha sido recordar cómo era nuestro pequeño hace catorce o trece meses. ¡Y el cambio es tan brutal que nos parece mentira! Nos parece mentira que se nos hayan olvidado tantas cosas de entonces (aunque a la velocidad que va esto, no es tan extraño). Y nos parece mentira por lo diferente que está en poco más de un año.

fotos para bebé

La segunda gran conclusión es que, especialmente cuando hablamos de los dos primeros meses de vida (padres primerizos en plena efervescencia), no habría sido necesario grabar el niño en video: basta con abrir las fotos en el ordenador e ir pasando una a una con el ratón. ¡Veréis secuencias enteras de vuestro hijo en actitudes distintas en una consecución perfecta de infinitos fotogramas! Ríete tú de los fotógrafos de deportes, que sacan no sé cuántas fotos por segundo. Donde esté un padre ávido de que su hijo pase a la posteridad…

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.