Gestos pro lactancia que se agradecen mucho

El caso de Jenna Evans es el de una mujer que, en época de lactancia, tiene que dejar a su/s bebé/s para acudir a algún acto al que no puede llevárselos.

Esto nos ha pasado a más de una madre de las que hemos practicado lactancia materna prolongada más allá de los 6 meses que recomienda como mínimo la OMS (Organización Mundial de la Salud).

¿Qué ocurre con la lactancia cuando te separas de tu bebé?

Lo cierto es que el tener que separarte de tu bebé al que estás alimentando, produce una sensación de vacío y preocupación importante, ya que, se te pasa por la cabeza que en algún momento puede tener hambre.

Dependiendo de la edad del bebé será mayor o menor la preocupación de la madre que se ve obligada a alejarse porque puede que ya hayan empezado la alimentación complementaria y poder saciar así el hambre con una pieza de fruta o no, puede que ni siquiera el bebé sepa lo que es un biberón. Siempre está la opción de extraerte leche y que el cuidador o cuidadora se la vaya dando con una jeringuilla si el o la bebé no está acostumbrad@ al biberón.

Lo que está claro es que hay ocasiones en las que por un motivo u otro la madre lactante tiene que separarse un tiempo de sus bebés y eso es lo que le ocurrió a Jenna Evans, una mamá que tuvo que separarse de sus trillizos de sólo cinco meses y coger un vuelo fugaz para ver a su abuelo.

La compañía de vuelo al verla sacar el sacaleches doble para aprovechar el viaje y tener leche disponible a su vuelta, se dirigió a ella para ofrecerle un asiento más cómodo en primera clase, snacks y agua durante todo el vuelo.

noticia lactancia durante el vuelo

Lejos de parecerles, como en ocasiones ha ocurrido con algunas personas, una situación incómoda, lo que hicieron las azafatas fue echarle un cable a esa mamá, el caso de la cual se ha hecho viral en Internet, recibiendo el equipo de azafatas la felicitación de la empresa por su buen hacer.

¿Y tú? ¿Te has tenido que alejar de tus peques mientras lactabas?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Lactancia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.