Guardería pública VS guardería privada (I)

El dilema de muchos padres que trabajan fuera de casa y no pueden recurrir a nadie para que se ocupe de su hijo cuando ellos no están: ¿le llevamos a una guardería pública o a una privada?

Buenas opciones ambas, cada una con sus ventajas e inconvenientes. ¿Me ayudas a confeccionar una lista de pros y contras?

Guardería

Ventajas de la guardería pública

En mi opinión, el gran punto positivo es la confianza que, como madre, deposito en el sistema público de enseñanza. Y es que aún sigo apostando por lo público, a pesar de los recortes a los que lo someten.

Por otro lado, me gustan las instalaciones de las escuelas infantiles públicas. Si las comparo con las de las guarderías privadas que he visitado, no hay parangón, siento decirlo. Por no hablar del patio, inexistente en muchos centros privados.

La involucración de los padres también es un aspecto que me parece importante. Me gustaría poder entrar al aula de mi hija cuando voy a recogerla o incluso permanecer con ella unas horas durante el período de adaptación al inicio del curso. En la guardería privada donde acude, no tengo esa opción. No sé si será igual en todas, solo hablo de lo que conozco. ;)

Desventajas de la guardería pública

Si quieres llevar a tu hijo en septiembre a una guardería pública y no has hecho todo el papeleo previo hace unos meses, siento decirte que vayas buscando a otra persona que se quede con él. Las plazas han de solicitarse en marzo o abril, cuando sale la convocatoria. Y rezar para tener suerte y que lo admitan. Porque esa es una de las principales desventajas de las guarderías públicas, al menos en Madrid: hay pocas y con pocas plazas.

Así que dependiendo de cuándo nazca tu hijo, deberás decantarte por una opción u otra. Si te reincorporas a tu trabajo en enero o febrero, por ejemplo, no te va aquedar más remedio que llevarle a una privada o buscar a alguien que le cuide. Paradojas de la vida. ;)

La poca flexibilidad en cuanto a horarios de entrada y salida es, a mi juicio, un aspecto bastante negativo que me hizo decantarme, entre otros, por el sector privado. En una guardería pública hay una hora de entrada y otra de salida, que puedes ampliar con ciertos límites, en función de tus necesidades, pero no recortar. O sea, que si quieres que tu hijo solo se quede 4 horas y que el resto del tiempo mientras tú no estás le cuiden sus abuelos, no es posible. Por no hablar de tus turnos de trabajo: como entres a trabajar a las 3 de la tarde y quieras estar con tu hijo por las mañanas, vete olvidando de una escuela infantil pública.

El precio… ¿Sabías que en Madrid una guardería pública puede llegar a costarte más que una privada? Sí, es de risa. Para los alumnos matriculados en los centros privados existen unas becas o subvenciones denominadas Cheque Guardería que consisten en una ayuda de 100€ al mes. Eso, unido a que el horario puede ser menor, hace que el precio de una escuela infantil privada se reduzca.

De momento lo dejamos aquí. Mañana nos ocuparemos de las guarderías privadas.

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.