Aprender de las mascotas: los gusanos de seda

¿No os apetece tener mascotas aunque conocéis los beneficios de cara a los y las peques?

¿No os recuerda la hoja de morera a algo?

Si de pequeños tuvisteis gusanos de seda, nada más abrir la caja de zapatos donde habitan los de mi hija, recordaréis el peculiar olor que os traerá seguro más de un recuerdo.

No hace falta que la mascota sea un perro o un gato, hay multitud de animales de los que podemos aprender cuidándolos cada día.

mascotas

Lo que podemos aprender de las mascotas

En casa tenemos varias mascotas: tenemos 2 peces, los Reyes trajeron dos pollitos que hoy en día son Crestita (que nos da unos ricos huevitos blancos) y Colorín (que acompaña a Crestita a todas partes) y hace cosa de un mes tenemos también gusanos de seda.

Los gusanos de seda como mascotas son fáciles de cuidar y es algo que pueden hacer los y las peques a la vez que se sorprenden de lo rápido que crecen o de cómo no paran de mordisquear las hojas de morera.

Las mascotas en general hacen que los y las peques desarrollen el sentido de la responsabilidad y el hecho de ser capaces de cuidarlas hace aumentar su autoestima.

Mis hijos son los encargados de dar de comer a los peces, de recoger los huevos de la gallina y de suministrar hojas de morera a los gusanos de seda.

Aunque de las tareas menos agradecidas me encargo yo, como limpiar los habitáculos de todos los seres vivos que mantenemos, no me importa, porque creo que a través de las mascotas pueden aprender mucho los y las peques.

A mi hijo de 2 años le encanta dar de comer al “peix” (pez) y se parte de la risa mientras observa cómo nadan hacia la superficie para coger los trocitos de alimento que flotan en la pecera.

¿Y vosotros/as? ¿Tenéis mascotas en casa?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.