Habitación de tu bebé, de la Minicuna a la Cuna Convertible

Cuando un bebé recién nacido llega a casa, la mayoría de los padres, por no decir todos, se lo lleva a dormir a su habitación. Algunos papás se decantan por el colecho y compran cunas especiales para colechar con su bebé. Por si sois primerizas y no sabés de qué va la cosa, os cuento que el colecho es cuando el bebé duerme en la cama con sus padres. Lo que pasa es que hay cunas especiales que se unen a la cama de los padres, más cómodas para evitar aplastamientos. Pero ya os contaré cosas sobre el colecho otro día.

minicuna abc topo rosa

Otros muchos papás, como nosotros, compran una minicuna, un capazo o un moisés como primera camita para sus hijos. Nosotros nos decidimos por una especie de moisés con ruedas de ABC, en mimbre blanco y con los textiles estampados de rayas y lunares de diferentes tamaños en rosa y blanco que es una cucada. Bueno, no la compramos, la elegimos, porque nos la regaló mi mejor amiga, Almudena, que es para mí como una hermana desde que la conocí en el cole cuando tenía tres años. Siempre hemos sido y somos inseparables.

Bueno, pues como os iba contando, desde que nación nuestra hija ha dormido con nosotros en nuestra habitación en su moisés. Y ahí ha permanecido hasta los 7 meses y medio, que decidimos pasarla a su habitación, entre otras cosas porque ya casi no cabía en su capazo. Y como hasta entonces le he estado dando el pecho, era mucho más cómodo para mí y para ella.

trama convi xl

¿Pero cuándo es el momento ideal para cambiarlos? Desde mi puto de vista, depende de cada niño. Hay bebés que enseguida pueden “independizarse” y otros a los que les cuesta más. El de mi amiga Nieves duerme solito desde los cuatro meses. Nosotros, en cambio, hemos estado con ella quizá demasiado tiempo, pero fue por cuestiones de logística (nuestra habitación es la más calentita de la casa por la orientación). Si no, la hubiéramos sacado antes, a los seis meses, pero nos daba tanta pena… Menos mal que la peque es una santa y desde el primer día que durmió en su habitación no ha rechistado. Y eso que la pasamos del tirón, sin ni siquiera dormir unas siestas antes en ella para ir acostumbrándose. Pero sigue durmiendo la mayoría de las noches del tirón, y eso que su cuna nueva es enorme. Porque no sé si os he dicho que su habitación es convertible. Es una combi XL de la marca Trama, que de momento es un módulo, pero que cuando el bebé crece se transforma en una cama nido de 90, una mesilla de noche y su escritorio. Nosotros tuvimos claro desde el principio que nos íbamos a decantar por esta opción y estamos contentísimos.

Y a todos los amigos y familiares que han venido a ver la casa les ha encantado. A todos llama la atención. La verdad es que nos ha quedado bonita. La escogimos en blanco y chocolate y los textiles son en beige, de Bonjourbebé, con un osito más mono… También teníamos claro que la habitación la queríamos en un tono neutro, por si nos decidimos a ir a por el segundo y resulta ser un chico, que hay que ahorrar. Y como la cama tiene nido, podrán dormir los dos juntitos, uno en la cuna y otro en el nido, sin problema. Aunque si lo preferís, en lugar de otra cama se pueden poner cajones. Además, como nuestra habitación es bastante grande, compramos dos estanterías para la pared y una cómoda. ¡Es gigante! Tiene tres cajones en los que cabe toooooodo lo que os propongáis. Estamos muy contentos con todo.

convertible maxi comoda trama

Por ponerle una pega… Ahora que nuestra hija está empezando a querer levantarse, le ha dado por embestir la cuna y se pega cada golpe… Por supuesto que compramos chichonera, pero sólo cubre media cama. Así que tendremos que comprar otra o no ganaremos para chichones.

Para terminar, un dato importante a tener en cuenta: en el momento en que vuestro hijo pueda sentarse sólo, hay que cambiarle sí o sí a la cuna grande, por seguridad.

 

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Compras y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.