Hermanos : el respeto mutuo como base de las relaciones

Con frecuencia hablamos sobre los celos entre hermanos, el miedo de los padres cuando esperan un bebé a que su primer hijo se ponga celoso… Y es que es normal que en algunas ocasiones, el primogénito sienta este recelo hacia el pequeño que viene, ya que desde que sus papás conozcan la noticia estarán entusiasmados con su llegada. Sin embargo, es importante no dejar de mimarle y prestarle atención y sobre todo, suele ser muy útil, involucrarle en la llegada de su hermanito.

respeto hermanos

Sin embargo, en este caso me gustaría hablaros de algo que considero fundamental y es el respeto entre hermanos.

Y es que, sin duda, este es un valor que tendréis que enseñar a vuestros pequeños, para que sepan valorar a los que les rodean, ya sean sus compañeros de colegio, sus familiares o en este caso, sus hermanos.

hermanos respeto

Es cierto que, a veces, al convivir juntos, pueden surgir discusiones o tensiones, en todas las familias o los hogares las hay y no es de extrañar, ya que la vida no es una balsa de aceite. Sin embargo, será importante que controléis y actuéis si es necesario cuando los pequeños se falten el respeto. En primer lugar, me refiero a los insultos o incluso peor a algún gesto agresivo, ya que por supuesto, si se dan este tipo de situaciones graves tendréis que tomar medidas. Por supuesto tampoco deberán gritarse, que es también una forma de no respetarse, algo que sucede muy a menudo.

Sin embargo, no sólo hay que llegar a esos extremos, ya que también considero que se falta al respeto cuando, por ejemplo, uno no le deja hablar al otro, coge sus cosas y quizás las rompe o cuando incluso se ríe de él ante el resto de la familia. Y es que estos gestos tampoco deben permitirse. Es fundamental que seáis conscientes de las consecuencias que pueden tener y frenarlos lo antes posible.

hermanos respeto

De este modo, cuando se den este tipo de situaciones, en primer lugar, deberéis encontrar la raíz del problema, ya sea que está celoso porque mostráis más afecto hacia uno que hacia el otro o quizás por inseguridad uno de los pequeños se sienta mejor haciéndose el fuerte y dejando a su hermano en ese segundo plano. Los motivos pueden ser muchos y variados, por ello, es importante que observéis sus comportamientos. Una vez localizado el problema, será más fácil actuar. Y es que, en ocasiones, es mejor hablar con el que se comporta de un modo incorrecto, mientras que en otras, si lo que el pequeño pretende con estas faltas de respeto es llamar la atención, la opción será demostrarle que no hace falta que haga eso para tener vuestro apoyo.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.