Hormonas durante el Embarazo, ¿cómo afectan a las mujeres?

Hormonas durante el embarazo, causantes de tantos cambios…

Seguro que todo el mundo ha oído alguna vez sobre una embarazada algún tópico echándole la culpa a las hormonas de sus cambios de humor, por ejemplo. En confianza, no sólo cuando está embarazada, la verdad, porque cuando una mujer tiene el periodo ciertas reacciones son similares. Al menos, vistas desde fuera… Pero esto es otra guerra.

wo enceinte

Cuatro son las causantes de tantos cambios en la embarazada, vamos a repasarlas una a una.

Desde el momento de la concepción, los ovarios primero y la placenta después segregan una hormona, el estrógeno, fundamental para la concepción y para el correcto desarrollo de la gestación.

También producida por los ovarios y la placenta, la progesterona se encarga de preparar los tejidos que envuelven el útero para que la implantación del óvulo sea la adecuada y, más adelante, es clave para que los pechos de la futura mamá produzcan la leche necesaria para alimentar al pequeño.

La siguiente hormona, la gonadotropina coriónica (mejor conocida por su nombre de “guerra”, hormona del embarazo) también la genera la placenta y no sólo es la responsable de que el embrión sea aceptado (actúa sobre los ovarios, se corta la menstruación y se produce progesterona) sino también de las conocidas náuseas y mareos del primer tercio del embarazo. Por cierto, es la primera hormona en “aparecer”, se encuentra en la sangre y en la orina y es la que se detecta en los tests de embarazo. ¡Así que esta hormona sabe antes que vosotros mismos que estáis esperando un hijo!

enceinte

Por último, tenemos el lactógeno. Ahí está de nuevo la placenta produciendo una nueva hormona. En este caso, nuestra protagonista es esencial para el desarrollo del feto y la futura producción de leche.

Como se ve, ninguna de las hormonas durante el embarazo, tiene misiones menores, todo lo contrario.

En definitiva, este “chute” de productos químicos (naturales pero productos químicos, al fin y al cabo) cambia de cabo a rabo el metabolismo de la mujer embarazada, cambia su útero, sus pechos, su capacidad de almacenar más grasa (que será necesaria para la alimentación del feto), hasta la movilidad de los huesos de la cadera, ¡LO CAMBIAN TODO!

grossesse

Y al igual que sabemos que la influencia de la luna produce las mareas en los océanos, ¿cómo es posible pensar que este cocktail de hormonas no fuera a afectar a nuestras embarazadas, física y anímicamente? 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.