La anemia en el embarazo

La anemia es una complicación muy frecuente en las embarazadas. La mayoría de dichas anemias son por falta de hierro y es algo que no debe preocupar en exceso a la madre. Sin embargo, en algunos casos puede llegar a agravarse y complicar todo el proceso de embarazo.

En el caso de padecer anemia, el bebé puede nacer de forma prematura y tener un peso mucho más bajo de lo normal. A continuación te hablo un poco de más de esta deficiencia para que tomes nota y puedas evitarla en caso de padecerla.

consejos-para-evitar-la-anemia-en-el-embarazo

Síntomas de la anemia en el embarazo

Si tienes indicios de que puedes padecer anemia, lo mejor es realizar un análisis de sangre. Los síntomas de la anemia son muy claros y fáciles de detectar: piel demasiado pálida, demasiado cansancio, sin ganas de cuidarse y con cierta apatía.

Otros síntomas típicos de la anemia son la fatiga, los mareos o cierta dificultad a la hora de de respirar. En cualquier caso, es importante que acudas al médico en el momento que ceas que puedes tener anemia.

Falta de hierro

Como ya he comentado anteriormente, la anemia en el embarazo suele producirse por la falta de hierro en el organismo. Hay quienes defienden que hay que darle un suplemento de hierro a la embarazada para complementar su dieta específica.

anemia en el embarazo

Sin embargo este suplemento puede provocar que haga riesgo de parto prematuro y de que el bebé que nazca, lo haga por debajo del peso normal. Para evitar esto, lo más recomendable es que la mujer embarazada siga una dieta rica en hierro que el ayude a evitar la aparición de dicha anemia.

Evitar la anemia

Lo mejor para prevenir la anemia es seguir una dieta equilibrada y variada que incluya alimentos que son ricos en hierro y conseguir de esta forma que el feto reciba el oxígeno necesario para su buen desarrollo.

Los alimentos que no pueden faltar en dicha dieta son el pescado, el marisco, verduras de hoja verde, carnes o productos lácteos. También es aconsejable tomar alimentos que contengan mucha vitamina C ya que son perfectos para el organismo pueda absorber todo el hierro que necesita.

Recuerda que durante el período de gestación, es recomendable la ingesta de unos 30 mg diarios de hierro por parte de la mujer que está embarazada.

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales?

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.