La cesárea: desmontando los falsos mitos

Existen opiniones a favor y en contra de la cesárea, con excepción, por supuesto, de aquellos casos en que el médico no ofrece alternativa porque por las características del embarazo, la posición del bebé, el estado de la mamá… hacen que ésta sea la única opción viable para que todo salga bien o al menos con la que se reducirán los riesgos.

mitos de la cesárea

Sin embargo, al igual que hice en artículos anteriores con el tema de la epidural creo que es importante, basándonos en la opinión y experiencia de los especialistas, decir cuáles de estas afirmaciones que escuchamos a menudo son totalmente erróneas. Y es que, a pesar de que son creencias habituales, no tienen nada de cierto.

De este modo, suele decirse que, en el momento en el que la mujer tiene a su pequeño por cesárea todos los partos posteriores deberán ser sí o sí por cesárea. En cambio, esto no es cierto, ya que, de hecho, tal y como así lo arrojan los datos, más del cincuenta por ciento de los partos que sean posteriores a la cesárea serán vaginales, por lo que esta creencia se desmonta.

Asimismo, también hay rumores o comentarios en torno a que la lactancia presenta más inconvenientes en los que casos en los que el bebé mediante la cesárea.

mitos sobre la cesárea

Aunque sí que es cierto que la leche puede tardar quizás un poco más en subir, si lo comparamos con un parto natural, también es cierto que, una vez que a la mamá le suba la leche, el periodo de lactancia no se diferenciará en nada. Y de esta afirmación también suele nacer otra, ya que, en algunos casos suele decirse que, al nacer de este modo, el bebé no tiene la misma relación o de la misma intensidad con la madre. Sin embargo, existen estudios en la actualidad que desmontan esta afirmación.

la cesárea y sus mitos

Además, también suele decirse que al nacer por cesárea el bebé tendrá peor salud, aunque hay diferentes puntos de vista en torno a esta afirmación, ya que, en la gran mayoría de los casos no existe ningún tipo de problema en cuanto a su desarrollo. Sí que es cierto que algunos estudios, aunque no lo confirman al cien por cien, sí que sugieren que pueden en estos casos puede existir mayor probabilidad de que el niño tenga alergias o problemas de tipo digestivo.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Parto y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.