La conciliación familiar

¿A qué se refiere exactamente la conciliación? Veamos, vamos al diccionario: Conciliar es hacer que dos circunstancias opuestas o diferentes se unan y hagan compatibles.

conciliación

Mmmmm…Y en el caso de la conciliación familiar actual… ¿Qué es lo que se supone que hace compatible?  Se supone que la mujer y el hombre debemos compatibilizar nuestra carrera profesional con la personal…es decir, que debemos ocuparnos por igual de nuestros descendientes para poder seguir trabajando y aportando a las arcas de la Seguridad Social y del Estado…

Claro, claro…¿Y eso cómo se hace? Ahh!! claro, dejando al bebé con 4 meses (si llega ya que las 16 semanas de baja maternal no llegan a ser realmente los 4 meses) en una guardería.

Ahhh!! Que en España la persona que cuida de tu bebé tiene que hacerlo de hasta 11 niños más si es menor de doce meses mientras que en EEUU si tu bebé tiene entre 6 y 18 meses deberá compartir cuidadora sólo con dos niños más. ¿Qué pasa, que en España las cuidadoras son mujeres pulpo con superpoderes? No, señores, son personas de carne y hueso, con dos ojos y dos manos. Luego pasa lo que pasa, como los casos de niños atragantados en guarderías. En fin…que sí, que debemos conciliar, pidiendo la jornada reducida para que nuestra jefa (que menos mal que es mujer) nos diga que en su época ya nos hubieran echado…

guarderia conciliacion

Según el pediatra José María Paricio y encargado de la útil Web e-lactancia.org que acaba de publicar un libro titulado “Tu eres la mejor madre del mundo” la conciliación laboral no existe. En su libro recopila las experiencias de madres tras más de 40 años ejerciendo como pediatra para decirnos, entre otras verdades, que el Gobierno no lo está haciendo bien. Las actuales leyes no están ayudando a conciliar y el sistema no es bueno. Seguramente muchas madres preferirán cogerse el subsidio de paro y poder alargar la crianza de sus bebés dejando de trabajar. Seguramente un porcentaje de las largas listas de personas paradas sean mamis que no están dispuestas a que su bebé comparta cuidadora con 11 niños más y seguramente, este problema se solucionaría alargando la duración de la baja maternal.

conciliación

 

Aquí os dejo un fragmento que me ha encantado de una entrevista a este gran pediatra y padre de tres hijos:

¿Por qué las madres se sienten tan culpables cuando vuelven a trabajar?
Porque la conciliación es mentira. Las madres van de carrera de obstáculos en carrera de obstáculos y no concilian, sacrifican. Los proverbios nos han hablado de la mujer hacendosa y cuando ella va a trabajar, si es porque necesita contribuir a la economía familiar, aún se disculpa más. Pero no así en las mujeres a las que les gusta su profesión y van a trabajar, no por necesidad, sino porque les gusta. Ahí es mayor el sentimiento de culpa. La mujer y el hombre tienen derecho a desarrollarse plenamente, a tener una paternidad bonita y a desarrollar su profesión sin culpa. Los gobernantes son culpables por no hacer leyes para conciliar. Hacen planes para rescatar a los bancos, pero no a las madres que quieren conciliar.

Tras estos 40 años de experiencia en consulta, ¿diría usted que las madres de ahora son más histéricas?

Hay un mito que dice que lo peor de la pediatría es tratar a las madres, y a mí me parece un mito absurdo. Al final te das cuenta que tienes que hacer caso de lo que te dice la madre, porque ella es la que mejor conoce a su hijo.

conciliación

¿Deberían las madres confiar más en su instinto a la hora de cuidar de sus hijos?
Yo critico los libros que se basan en decir que sigas tu instinto, porque en realidad ese libro tendría que tener sólo una pagina. No hay un instinto de crianza, sino mecanismos de vinculación increíbles que son dirigidos por el bebé. Por eso, a un bebé hay que tratarlo con el mismo respeto que a otra persona, más porque está desvalido. Para mí, lo de dejar llorar es una barbaridad. Tú no vas por la calle y ves a una persona llorando y la dejas. La base de la crianza es tratar a los bebés como otras personas y no armar líos de que tienes que ser perfecto. La perfección no existe porque somos humanos.

Si te ha gustado esta información compártela en tu red social favorita Facebook, Twitter… GRACIAS :)

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.