La empatía, que los pequeños aprendan a ponerse en el lugar del otro

A raíz de una situación que viví el otro día, me pareció importante hablaros de la empatía.

A veces, o más bien muy a menudo, pienso y me planteo la importancia de inculcar, transmitir y dar a nuestros pequeños valores desde que nacen prácticamente, ya que, sin duda, como ya he comentado en algún otro post es fundamental que crezcan asimilando o creando todos esos buenos comportamientos y pensamientos también.

la empatía en los niños

Y es que, en este caso concreto, un pequeño, Luis, se reía de su amigo, Manuel, porque éste había perdido su pelota recién estrenada y se había puesto triste. Sin embargo, acto seguido, Luis, que no podía parar de reír comenzaba a correr y de repente caía de bruces al suelo. En aquel preciso momento, Manuel se acercaba para preguntarle qué tal se encontraba, notablemente preocupado. En ese momento, Luis, que aún estaba en el suelo se enfadaba porque decía que se estaba riendo de él.

Sin duda, quedé bastante sorprendida tras ver esta escena y se me vinieron a la cabeza diferentes palabras, entre ellas, la EMPATÍA.

Y es que, a diferencia de la primera situación, en la que el pequeño en ningún momento se había puesto en el lugar del otro, cuando él había sido el que tenía que recibir consuelo, lejos de agradecerlo, había reaccionado con desdén. Claramente Luis estaba demostrando que no sabía en absoluto en qué consistía la empatía, el ponerse en el lugar de los demás y esperaba de su amigo una reacción como la suya, ya que él no había aprendido este valor.

la empatía y como inculcarla a los niños

Ante ello, como os decía, me paré a pensar y es que, es muy pero que muy importante enseñar a los pequeños a que sepan ponerse en el lugar del otro, a que les comprendan, ya que, así serán mejores personas y los demás agradecerán su compañía. En este caso, Luis no recibió el mismo trato por parte de su amigo y más allá de agradarle le provocó esa reacción, no era capaz de entender que después de reírse de él, éste viniera a consolarle. Sin embargo, seguí observándolos y comprobé que al poco tiempo, tras el sofocón de la caída, Luis empezó a apoyarse en su amigo Manuel y comenzaron a reír juntos.

Sin duda, fue una tarde muy productiva para él, había empezado a entender que si los demás podían ponerse en su lugar cuando no lo pasaban bien, él también lo haría.

Aun así, es importante entender que el papel de los padres, la familia, los profesores… es fundamental para que se refuercen estos valores en los pequeños en la relación con sus compañeros, en definitiva, con su entorno.

la empatía en los niños

Sin duda, con esta escena de la que fui espectadora, me di cuenta de cómo en cualquier momento salen a la luz valores como los que demostró Manuel, tanto la empatía como el compañerismo, la generosidad… y muchos más.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google + Gracias :-)  

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.