La llegada de un bebé y las cosas que cambian en tu vida

Si vas a ser papá o mamá por primera vez es posible que te interese leer este artículo, puesto que la llegada de un bebé es lo más bonito que hay en el mundo, eso es innegable. Te avanzo que será un amor único, incondicional y por supuesto, un amor real, verdadero… amarás como nunca hayas podido imaginar que se puede amar a otro ser.

la llegada del bebe bonito

Pero también habrá algunas cosas que con la llegada de un bebé cambiarán en tu vida. Algunas cambiarán de forma maravillosa y otras igual no te gustan tanto pero seguirá siendo algo maravilloso.

Dormirás menos

Si aún no has sido papá o mamá pero te queda poco tiempo, ¡duerme! Hazme caso cuando te digo que después lo echarás de menos. Porque aunque te toque un bebé que duerma del tirón por la noche, nunca volverás a dormir como antes de ser padre o madre… nunca…

la llegada del bebé


Te reirás y llorarás más

Sí, te reirás por cualquier cosa que le haga reír a tu bebé, pero también llorarás cuando le duela la tripita y no puedas hacer mucho más que darle cariño. La paternidad es eso, sentimientos encontrados entre la risa y el llanto, pero siempre con mucho amor.

Te sabrás todas las canciones infantiles del momento

¿Pensabas que nunca ibas a cantar canciones infantiles? Como ves, te equivocabas… te sabes todas las canciones que le gustan a tu hijo, y las que no, también.

La vida social cambia

Antes es posible que salieras más con los amigos. Ahora, las cenas con los amigos, el cine a última hora de la noche, las tardes relajado en casa viendo una película… todo eso simplemente se esfumó. Pero tus prioridades han cambiado y ahora prefieres ir a restaurantes adaptados para niños, teatro para niños, espectáculos infantiles, parques, zona de juegos… y te lo pasas igual de bien que tu hijo.


La perspectiva también cambia

Es posible que antes de ser padre o madre, te irritara tener un bebé llorando al lado en el autobús o en un avión, incluso es posible que te resultara insoportable. Ahora sólo comprenderás a esos padres e intentarás ayudar. Te vuelves… ¿cómo decirlo? ¡Más humano!

No sabías que tenías tanto aguante

la llegada de un bebé

Ser padre o madre es poner tus límites físicos y psíquicos a prueba cada día. No sabías la gran capacidad de aguante y de adaptación que tenías. Ahora ya lo sabes, tu hijo te necesita y te necesita fuerte y feliz.

Y por supuesto, no existe mayor riqueza en el mundo que la sonrisa de tus hijos.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google + Gracias :-)  

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.