La primera menstruación postparto

Por pura ignorancia, tengo que reconocerlo, pensé que hace muchos meses, ni siquiera pasados dos después del parto, cuando mi mujer me comentó que había estado sangrando, había vuelto a “sufrir” la periódica menstruación. Sin embargo, el otro día hablando de ciertos dolores que tenía en el bajo vientre, saqué el tema y ella me confirmó que aún no le había bajado desde el parto.

menstruation

Sin querer, la asusté un poco ya que ella tampoco se había parado a pensar si era normal que hubieran pasado casi ocho meses después de dar a luz sin tener la menstruación. Y, como cada vez que nos pasa algo de esto, buscamos información que nos saque de dudas.

Para empezar, la falta de menstruación después del parto tiene hasta un nombre propio, amenorrea postparto. Aunque encuentro algo que chirría entre el nombre elegido y la definición que da la RAE, que la denomina “enfermedad que consiste en la supresión del flujo menstrual”. Digo que me chirría porque no veo que, al menos en este caso, se trate de una enfermedad sino, más bien, de un paso más de la evolución del proceso que iniciamos mi mujer y yo con la concepción de nuestro hijo y los cambios que esto supuso y supone en su cuerpo.

El cuerpo de cualquier mujer que ha dado a luz se tiene que reajustar, sus hormonas necesitan de un tiempo para ponerse al mismo tono que antes del parto, supone un proceso neuro-endocrino que se pone en funcionamiento de nuevo y requiere el tiempo suficiente.

menstruation postparto

¿Cuál es ese tiempo para la primera menstruación postparto?

Pues la respuesta es casi tan variada como mujeres existen. Igual que para casi Mom and Dadtoda mujer el momento en que llega su primera regla es (o puede ser) distinto, cuando hablamos de la primera menstruación después del parto pasa igual.

Se puede hacer una primera distinción entre las madres que dan el pecho y las que no lo hacen. Estas últimas podrán volver a tener la regla entre uno y cuatro meses posteriores al parto. El tiempo de recuperación de la menstruación se alarga en el caso de las madres que dan pecho ya que el hecho de darlo produce en la mujer la hormona de la prolactina que no sólo favorece la producción de leche sino que inhibe la producción de óvulos y la fertilidad de la mujer. Está visto que la naturaleza quiere ir paso a paso y si hay una criatura alimentándose, es lo primero en la lista y pone los obstáculos necesarios para que el resto no interfiera.

Las madres que dan el pecho pueden tener que esperar hasta un año para volver a preocuparse de la menstruación si bien pasados seis meses conviene consultar al especialista.

En cuanto a la fertilidad de la mujer en este periodo, parece que un porcentaje que roza el cien por cien de las mujeres, mientras da el pecho como alimento exclusivo, tiene unas probabilidades ínfimas de quedarse embarazada. Pero también se dan casos de ovulaciones sin sangrado que pudieran confundir a la pareja y desembocar en un embarazo no previsto (¡Si un bebé de pocos meses da trabajo no me imagino estando embarazada!).

Conviene, si no se quieren tener sustos, emplear métodos anticonceptivos llamados de barrera (preservativo, diafragma) pero en ningún caso hormonales al desconocerse la incidencia que, a través de la leche, puede tener sobre el bebé.
Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Post Parto y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.