La piel del recién nacido y los cuidados básicos

La piel del bebé es suave y muy delicada. Huele bien, es cálida y además es muy sensible. La piel de un bebé es cinco veces más final que la piel de los adultos, por lo que las agresiones externas pueden causarle muchos problemas si no se tienen unos cuidados básicos.la piel del recién nacido

Pero con el cuidado adecuado, la piel del bebé se hace mucho más fuerte y forma un escudo contra las influencias externas, por lo que estará mucho más protegido.

Se seca la piel

Los recién nacidos no tienen una película de grasa protectora en la piel por lo que huelen siempre de maravilla. Las glándulas sebáceas no funcionan aún con normalidad, y por este motivo los bebés pierden la humedad y se secan demasiado rápido.

No produce melanina

Además, la piel del bebé no produce melanina que es el pigmento que da color a la piel y protege de los rayos del sol. Como no tienen esta protección natural contra el sol, los bebés nunca deberán ser expuestos directamente al sol porque corren el riesgo de quemarse.

Da igual la época del año en que te encuentres, a un bebé nunca hay que exponerle directamente al sol, porque además no puedes echarle cremas protectoras puesto que al tener la piel tan fina, absorbe demasiado los productos químicos y también puede causarle daños.

la piel del bebé

Por eso, el bebé tendrá que llevar manga larga y que estén siempre en la sombra.

No tiene glándulas sudoríparas

Además las glándulas sudoríparas del bebé no trabajan por lo que carecen de un termostato automático. Hasta que no llegue a los tres años no empezará a regular la temperatura sudando, algo imprescindible para refrescar la piel.

Hasta entonces, tendrás que asegurarte que tu bebé no tiene demasiado frío no demasiado calor. Para ello tendrás que comprobar la temperatura del cuello con frecuencia y que siempre beba suficiente agua.

la piel recien nacido

Cuidados básicos de la piel del bebé

Existen algunos cuidados básicos que también son muy importantes que no debes pasar por alto para los recién nacidos:

• Báñale una vez por semana, los bebés recién nacidos apenas se mueven y no es necesario más.

• Los recién nacidos no necesitan champú, le puede lavar el pelo con agua clara.

• Puedes realizar un baño de Cleopatra para que tenga la piel bien hidratada: añade al agua una taza de leche y una cucharada de aceite de oliva.

• No le frotes la piel con fuerza.

• Aplícale crema hidratante después del baño.

¿Cómo cuidabas la piel de tu bebé cuando era recién nacido?

 
Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google + Gracias :-)  

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.