La realidad actual de la esterilidad.

La Tasa de fecundidad media en la población, oscila hoy día en el 20% por ciclo ovulatorio. Se calcula que entre el 85-90% de las parejas conciben durante el primer año de relaciones sexuales sin protección, y se llega hasta el 90-95% de embarazos en el segundo año.

¿Es lo mismo esterilidad que infertilidad?

No, digamos que esterilidad se refiere a la incapacidad de quedarse embarazada, y la infertilidad es la incapacidad de llegar al parto y a tener un hijo vivo cuando ya se está embarazada. A pesar de que son términos diferentes, se suele usar la esterilidad de forma global, con el significado de incapacidad para concebir en 12 meses de relaciones sexuales sin protección, o 24 meses según la fuente.

Además también distinguimos entre esterilidad absoluta y subfertilidad. La esterilidad absoluta correspondería a las parejas en las que hay un impedimento total para llegar al embarazo. Frente a ello se encuentra la subfertilidad o esterilidad relativa. Se trata de parejas en las que hay un impedimento parcial en su fecundidad, en las que existe algún problema que determina que su fecundad sea más baja de lo normal, pero no nula. Esta es la situación más común entre las parejas que consultan en la actualidad por problemas reproductivos.

 

Evolución de la fecundidad en el tiempo

 

A partir de 1975, hubo un dramático descenso de la fecundidad, que acabó reduciendo la media de 3,3 hijos por mujer en 1974 a 1,15 hijos en 1998. A partir de aquí se produce un aumento llamativo en el año 2008 de 1´45 hijos por mujer, y tras esta cifra, vamos en descenso de nuevo ( 1,38 hijos por mujer en 2010)

 

¿Esta esterilidad se debe al hombre o a la mujer?

 

Se deben de estudiar de manera simultánea ambos miembros de la pareja ya que las causas de esterilidad se hallan en un: 30% causa femenina, 30% causa masculina; 25% causa mixta y un 15% esterilidad de origen desconocida.

 

El factor que guarda una relación más importante con el incremento de las consultas por esterilidad es el retraso en la edad de matrimonio y en la edad en que se comienza a buscar el primer hijo. El análisis de la evolución de la edad al matrimonio en España, pone de manifiesto como ha habido un incremento progresivo en la edad media de casarse tanto del varón (de 27,42 años en 1975 a 34,51 años en 2008), como en la mujer (de 24,55 años en 1975 a 31,46 en 2008). Por ello se podría situar en unos 32 años la edad media de la mujer en la cual se comienza a buscar el embarazo. A esta edad habría que esperar una reducción en la fecundabilidad del 26% en relación con la de las mujeres de 20 a 24 años.

 

La prevalencia de infertilidad se sitúa alrededor del 14%, lo que supone que aproximadamente 1 de cada 7 parejas en edad reproductiva va a presentar dificultades para tener descendencia.

 

Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) es en África donde mayor es la fertilidad media (6 hijos por mujer)

 

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Embarazo. Guarda el enlace permanente.