La Ventafocs

Si a tu hijo le encanta la música y adora los cuentos y además vivís en Barcelona o vais a estar allí este fin de semana, no podéis perderos el espectáculo de  La Ventafocs, o lo que es lo mismo, La Cenicienta, que se representa los días 11 y 12 de mayo en Teatre-Auditori Sant Cugat, situado en la Plaza centre cultural, s/n, en Sant Cugat del Valles.

RTEmagicC_ventafocs_fitxa1.jpg RTEmagicC_ventafocs_fitxa2.jpg

Comediants nos ofrece una adaptación familiar, a partir de la ópera La Cenerentola, del famoso cuento de Perrault. La Ventafocs es una historia universal que viene de muy lejos, un sueño colectivo que ha generado muchas formas distintas de contarlo.

Una vez hace muchos siglos, entre las pirámides y el Nilo, alguien contó la historia de una chica triste. Esclava de su cruel familia, su único sueño era la libertad. Y he aquí que su sueño se cumplió. Tal vez fue feliz y comió perdices. El caso es que el cuento viajó a través del mundo y del tiempo hasta llegar a Europa

En París, hace 400 años. El relato de la chica triste seguía vivo entre los sus calles y sus plazas. Allí llega a oídos de un cazador de cuentos. Charles Perrault ya tenía en su colección de personajes a Caperucita Roja, el Gato con botas, La Bella Durmiente y Pulgarcito. Pero aún le faltaba uno: la Cenicienta.

Con este nombre fue pasando de libro en libro hasta que hace unos 200 años Gioachino Rossini – un compositor italiano que gozaba con la felicidad que provocaba su música en el público – imaginó que la Cenicienta podría tener su propia música. Desapareció el hada madrina y su varita mágica, cambió la zapatilla de cristal por un anillo, la madrastra por un padrastro (Don Magnifico), creó un sabio que indicase a Cenicienta el camino para encontrar el final feliz, y se inventó un príncipe disfrazado de criado (Don Ramiro) y un criado disfrazado de príncipe (Dandini). La Cenicienta es Angelina, aunque sus hermanastras -siempre egoístas y presumidas- la llaman Cenerentola.

El sabio se ha transformado ahora en una ratita sabia y protectora, la mejor amiga de Angelina.

Una ratita que enseñará a la Cenicienta que los sueños pueden ser realidad. Sólo hay que creer de verdad.

a1bd5ff7f6

Seguro que esta versión os gustará. Además es una ocasión estupenda para acercar a los más peques al mundo de la ópera.

Además, si queréis  podéis proponer una serie de actividades a vuestros hijos después de ver la obra. Aquí os dejo el link de la guía didáctica para que podáis descargarla.

Y para que os animéis echad un vistazo a este vídeo. Ya me contaréis, si vais, qué tal la experiencia.

Por cierto, se me olvidaba contaros que el espectáculo está narrado en catalán :)

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Ocio. Guarda el enlace permanente.