Lactancia Materna: Posiciones para amamantar

Posiciones para amamantar.

Desde el momento en que, nada más nacer, la enfermera puso a nuestro bebé piel con piel con su madre, pecho con pecho, nos dimos cuenta que no iba a tener problemas para Breastfeedingalimentarse. Bastaba con ver cómo, después de una pequeña ayuda inicial para encontrar, a tientas, el pecho, se enganchaba con una perfección propia de un manual, con la boca bien abierta, el labio superior hacia arriba y el inferior hacia abajo (adoptando la forma que adoptaríamos al dar un beso en un cristal, por ejemplo, como una ventosa), la aureola y el pezón bien escondidos dentro de su boquita, la lengua succionando y la barbilla apretando para favorecer la salida de la leche.

Cada vez que ha comido, cada día de su vida, sigue con la misma dinámica por lo que, afortunadamente, no tenemos problemas de alimentación con él. Es una suerte, lo sé, pero hay cosas que los padres podemos hacer para favorecer que la alimentación por lactancia materna no sea una lucha diaria y acabe siendo un trauma.

Para empezar, las posiciones para amamantar pueden ser diversas, cada una puede ser de utilidad y todas juntas pueden contribuir a una descarga correcta de las glándulas mamarias con lo que evitaremos en mayor o menor medida problemas de mastitis.

mom-baby-Breastfeeding

La primera de las posiciones para amamantar es la más conocida, la de la cuna. Se flexiona el brazo como si fuésemos a acunar al bebé, con la mano hacia el esternón, y se pone al bebé con la cabeza en el hueco interior del codo de la madre. El cuerpo del bebé y el de la madre están colocados perpendicularmente, de este modo. Es muy importante que, en esta posición y en las demás, ayudemos a nuestro hijo a que enganche bien. Así eliminaremos riesgos de grietas en los pezones de la madre. Para eso, sirve hacerle cosquillas en el labio inferior para que abra bien la boca a la hora de acercarse al pezón, con lo que nos podemos asegurar que tanto aureola como pezón quedan dentro de su boquita.

Otra postura es la del balón de fútbol, de fútbol americano, deberíamos decir. Se coloca al niño como llevan los jugadores de rugby el balón cuando corren, cogido entre el brazo el costado. Esta posición también deja a madre y bebé en posición perpendicular pero la cabeza del bebé queda por delante (las caras de ambos casi enfrentadas) y los pies hacia la espalda.

newborn breastfeeding

Para estas dos posturas es muy útil poder contar con un cojín de lactancia. Sirve no sólo para que el bebé quede apoyado sino para que la espalda de la madre no sufra.

La última posición para amamantar no requiere de cojín porque se hace en la cama. La madre se tumba y tumba al bebé junto a ella, en la misma posición, con lo que los pies del bebé apuntan a los de la madre.cojin-de-lactancia-tortuga-bonjourbebe

Sea cual sea la posición elegida, deben ser de utilidad para facilitar la lactancia materna.

Porque, ya lo veréis, si todo va sobre ruedas, dejará de ser un simple proceso de alimentación para convertirse en algo más, un medio de reforzar lazos anímicos con vuestro hijo, y comenzaréis a vivir intensamente la maravillosa realidad que os toca vivir.

breastfeeding_positions_

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Lactancia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.