Lactancia y embarazo, ¿son compatibles?

Muchas mujeres deciden poner punto y final a la lactancia de su primer hijo cuando se quedan embarazadas. Quizá por desconocimiento, puede que por recomendación de su ginecólogo. En ocasiones, los obstetras aconsejan suspenderla para evitar posibles complicaciones al feto en desarrollo. Pero, ¿de verdad la lactancia puede suponer un riesgo para el embarazo?

Imagina que tienes un bebé de pocos meses, al que alimentas con lactancia materna exclusiva. Y, de repente, te quedas embarazada (sí, estas cosas suceden), porque el Método MELA no es fiable al 100%, como contaba en mi post ¿Puedo quedarme embarazada durante la lactancia? ¿Qué haces? ¿Le destetas? Si fuera así, ya nos habríamos extinguido como especie, creo yo. Porque ahora sí podemos recurrir a leches de fórmula pero antes, ¿qué alimento podías darle a un bebé de dos meses si no era leche materna?

Lactancia y embarazo, ¿compatibles?

En el curso de un embarazo normal, no hay problema en continuar con la lactancia

Según la web En Familia, de la Asociación Española de Pediatría, no es necesario destetar al hermano mayor ante la inminente llegada de un nuevo miembro a la familia si el embarazo cursa con normalidad. Es más, dar el pecho durante las semanas de gestación supone que, en el momento del parto, la lactancia ya esté instaurada y sea más fácil para el bebé beneficiarse de ella.

Claro que, el embarazo cambia el sabor de la leche materna y reduce su producción. Por ello, aunque no se quiera inducir al destete, puede que el hijo mayor decida abandonar la lactancia. Aunque esa, claro está, es su decisión. ;)

¿Cuándo está contraindicado continuar con la lactancia durante el embarazo?

Se desaconseja continuar dando el pecho ante un nuevo embarazo si se dan alguna de las siguientes circunstancias:

- Si se producen contracciones uterinas continuadas durante la toma

- En el caso de embarazos múltiples o de alto riesgo

- Si se dan hemorragias vaginales

- Cuando hay riesgo de aborto o parto prematuro

¿La razón? La succión que realiza el bebé puede provocar contracciones uterinas en la madre, pues la producción de oxitocina aumenta. Un riesgo que debes correr si decides continuar con la lactancia, y SIEMPRE que tu embarazo curse con normalidad.

¿Continuaste con la lactancia durante tu segundo o tercer embarazo? ¿Cómo fue?

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Lactancia y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.