Lactancia y tatuajes. ¿Son compatibles? ¿Hay riesgo?

Lactancia y tatuajes

El pasado 18 de junio saltó a los medios de comunicación la noticia de una sentencia dictada por un juez australiano. En ella, condenaba a una madre a dejar de amamantar a su hijo de 11 meses por haberse hecho un tatuaje y entender que podría tener consecuencias muy graves para la salud del bebé. Todo ello, parece ser, sin tener en cuenta las pruebas aportadas por la mujer, que descartaban el VIH o la hepatitis.

Por supuesto, las reacciones de las organizaciones en defensa de la lactancia no se han hecho esperar, alegando que el riesgo de infección derivado de un tatuaje es mínimo y que, por tanto, no constituye razón válida para prohibir a una madre dar el pecho a su hijo.

¿Y entonces? ¿Son compatibles tatuajes y lactancia?

Como me interesa bastante el tema, y no porque tenga un tatuaje o esté pensando en hacérmelo, he acudido a una fuente muy fiable para consultar este tipo de compatibilidades con la lactancia: e-lactancia.org, como ya os conté en posts anteriores.

Según e-lactancia, los tatuajes comportan un riesgo para la lactancia de nivel 1, esto es, un riesgo leve o poco probable. ¿Significa eso que hay riesgo? Hay riesgo si el tatuaje no se realiza bajo unas estrictas condiciones higiénico-saludables que impidan el contagio de enfermedades como el VIH o la hepatitis.

¿Y la tinta de los tatuajes? ¿Puede pasar a la leche materna?

Continuando con la explicación de e-lactancia, los pigmentos y sustancias que se utilizan en la realización de un tatuaje no pasan a la sangre. Y en consiguiente, tampoco a la leche materna.

¿Y qué ocurre con los medicamentos y cremas que se emplean antes y después de hacerse un tatuaje?

Según e-lactancia, tanto la anestesia local que pueda ser utilizada previamente como los analgésicos para calmar las molestias, son totalmente compatibles con la lactancia.

Ahora bien, se nos advierte de 2 posibles actuaciones que se deberían evitar:

  •  Tatuajes en los pezones: el bebé puede llegar a absorber los pigmentos
  •  Eliminación de tatuajes por láser: los pigmentos se disgregan, pasando a la sangre y en consecuencia a la leche.

De todo esto nos quedamos con una idea fundamental: los tatuajes siempre han de hacerse en un lugar y por una persona que cuente con todas las garantías higiénico-sanitarias. En caso contrario, mejor no hacérselo. ;)

¿Conocías esta relación entre lactancia y tatuajes?

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Lactancia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.