Las alergias en bebés : causas y tratamiento

Las alergias en bebés pueden ser tan variadas como los son los agentes externos que pueden causarlas.

las alergias en niños

Aunque, por el momento, no hemos detectado ninguna aparente alergia en nuestro hijo de casi un año (¡lo cumple mañana!), dada mi condición de alérgico al polvo doméstico y a ciertos pólenes, no sería extraño que adquiriese este legado tan molesto (y, a veces, peligroso). Porque, ¿cómo no?, hay una predisposición a ser alérgico si nuestros progenitores lo son, qué le vamos a hacer…

Los niños pequeños, como su sistema inmunológico está en pleno desarrollo, deberían enfrentarse a los distintos agentes que pudieran causar las alergias de manera paulatina, para que a sus defensas no les produzca un “shock”.

Un ejemplo de contacto paulatino con los alergenos es lo que se suele hacer con los alimentos. Normalmente, las alergias a alimentos pueden llegar a ser de una gravedad considerables y se aconseja en estos casos ser especialmente cuidadoso en la administración de alimentos que puedan provocar reacciones adversas. Todos los que ya hemos introducidos purés y papillas en la alimentación de nuestros bebés sabemos que cada alimento, cada tipo de alimento ha seguido un orden estricto para su introducción e incluso (como en el caso del huevo) se procede a su ingesta de manera discreta, primera la yema y no toda de golpe sino en varios purés y luego la clara, también siguiendo el mismo método. La leche y sus derivados, un factor que suele producir alergia en niños con cierta frecuencia, se administra en último lugar.

las alergias en pequeños

Conviene tener las zonas de la casa que más frecuente limpias de polvo y suciedad (aunque el esmero, tenerlo todo como los “chorros del oro”, le evitara la exposición y exponerse tiene que exponerse, tiene que “conocer” al posible enemigo; lo que digo que es malo es exponerle en exceso). SI se puede, también conviene evitar enfermedades respiratorias (evitar contacto con otros niños que le puedan contagiar) ya que el asma puede aparecer en casos de afecciones respiratorias continuadas.

Las manifestaciones más típicas de las alergias se ven en la piel, con sarpullidos, habones y otras rojeces de piel que producen picor y malestar. Siempre bajo prescripción de su pediatra, nunca por cuenta nuestra, en ocasiones habrá que suministrarles antihistamínicos.

las alergias en los pequeños

De todas formas, con el conveniente control, las alergias en bebés no deben suponer una preocupación excesiva.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

 

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés. Guarda el enlace permanente.