Las Primeras Horas del Recién Nacido… (parte 1)

Me ha parecido interesante este artículo publicado en el periódico El Mundo, en el formato online, sobre cómo son las primeras horas del bebé. Está narrado por una neonatóloga del 12 de Octubre, y por unorecien nacido bebé del Hospital Valle d’Hebron de Barcelona. Creo que son esenciales los
primeros momentos del bebé en el mundo, y que hay que ayudar en lo posible para que la adaptación al mundo exterior, sea lo más cómoda posible. Dentro del útero estamos como en un baño calentito, protegidos del ruido, del frio y del calor, y con comida 24 horas sin hacer esfuerzo. De repente vemos focos de luces, mucho ruido, frío, y…¿dónde está mi mamá? Es importante saber cómo son estos primeros momentos, e intentar que los bebés se queden con su madre, siempre que la situación lo permita, desde que nacen. Aquí abajo os dejo el artículo. Espero que os guste:

Nacer es un viaje complicado, quizás el más costoso. Porque para ver la luz, el bebé no sólo tiene que atravesar un canal estrecho y lleno de escollos, sino que también debe saber adaptarse rápidamente a un medio que poco tiene que ver con el ambiente cálido y acogedor en el que ha vivido hasta entonces.

Por eso, en su primer contacto con el mundo exterior, es importante que el recién nacido reciba una “buena bienvenida”, tal y como señalan los especialistas en Neonatología.

Si el parto ha sido normal, la gestación no es de riesgo y no ha habido complicaciones, “lo primero que hay que hacer es colocar al bebé sobre el vientre o el pecho de su madre en contacto piel con piel“, explica Maite Moral, neonatóloga del Hospital 12 de octubre de Madrid.

Esta maniobra tan sencilla aporta múltiples beneficios, ya que está demostrado que favorece el proceso de vinculación temprana entre madre e hijo y una mejor instauración de la lactancia materna, coincide Félix Castillo, jefe clínico del servicio de Neonatología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. Además, también contribuye a la estabilidad cardiorrespiratoria del bebé y a la regulación de su temperatura.

Mientras el niño está encima de su madre, “se puede realizar perfectamente el clampaje del cordón umbilical y las primeras valoraciones sobre las características vitales del niño”, señala Moral. Y, “si el estado de salud del niño y de la madre lo permiten, se recomienda no separarles en unas dos horas”, subraya.

“La tendencia en los últimos años es intervenir lo menos posible en ese periodo”, apunta Alfonso González Laguillo, jefe de Pediatría del Hospital La Moncloa de Madrid. “Antes se aspiraban las secreciones, se utilizaban sondas, cremas, pero ahora se fomenta el contacto con la madre”, añade.

nacimiento bebé

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Parto. Guarda el enlace permanente.